Belleza y salud en la disco

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Que ya nos conocemos: salimos a cenar con amigas, prometiéndonos a nosotras mismas que una copita, y después tempranito a casa, pero después se nos calienta el hocico, y terminamos descompuestas, ya de día, con los zapatos en la mano, y un aspecto de todo menos glamouroso.

No podemos evitar que te chuces, pero te vamos a decir

Las 5 verdades que nadie te ha dicho sobre salir,
beber un poco más de lo que deberías, e irte a una disco…

rimmel21

A las 4 de la mañana, aunque tus amigas te digan que te retoques, no les hagas caso, porque están igual de borrachas que tú, o peor. Por dios no te pintes la raya del ojo, que no ves, antonia, y lávate la cara si puedes, porque vaya careto que haces… Además, seamos sinceras, a esa hora no te arregla ya ni Carmen Navarro, mona, así que más vale limpia que bien pintá.

2Si llevas sandalias o zapatitos descubiertos (otro error), límpiate esas uñas y esos pies… ¡pero no con el cubata, por favor!

3Ten cuidado con lo que te tomas, porque eso que te están dando NO ES AZÚCAR P’AL CAFÉ, BONITA.

4Si a pesar de todo has caído, porque hoy todo te entra, te vamos a decir otra cosita: ese madurito tan interesante, con pinta de vampiro de True Blood, es en realidad un señor con coleta, al que le faltan dos premolares, y NO ES, repetimos, NO ES EL HOMBRE DE TU VIDA. Vas drogada, o borracha, o ambas cosas, antonia.

5Te digan lo que te digan, no te vayas de after a casa de nadie, porque aquello puede ser como el triángulo de las Bermudas, no sabes cuándo vas a poder salir.

J.R. Weinberg, socióloga