Oh! el olor del fetiche

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Somos animales. Tenemos tendencia a atraernos o repelernos en base al olor que desprendamos.

Es algo que ni nos planteamos, ya que simplemente sucede, pero es una realidad.

La atracción química que surge entre dos personas está influenciada por las feromonas que desprende nuestro cuerpo.

Pero ¿qué son las feromonas?
Las feromonas son unas sustancias que segrega nuestro cuerpo a través de nuestra piel, pelo, sudor,.. y que provocan un comportamiento específico en los seres de nuestra misma especie. Atraer o repeler, esa es su función.

Y ahora me pregunto ¿cuáles son los olores que nos atraen y seducen y cuáles los que nos repelen?

He tenido varios amantes a los que les encantaba y excitaba oler mis axilas. Y a mí, sin ir más lejos, el “olor a macho” que desprenden muchos hombres de manera natural -y sin pasarse…- me puede llegar a atraer mucho.

Pero yo no he venido a Antonia para hablaros de biología, no. He venido para hablaros de cosmética. De productos elaborados y alterados químicamente en su mayoría para conseguir un objetivo. De feromonas cultivadas.

Y qué mejor manera de comenzar esta aventura que adentrándonos en el mundo de los perfumes y de los olores más deseados….

Comencé mi investigación preguntando dentro de mi círculo social cuáles son los perfumes que más gustan, refiriéndome al sexo opuesto: mujeres contestan acerca de perfumes de hombre y viceversa.

Chanel y sus perfumes masculinos han resultado ser los ganadores. Aunque seguidos muy de cerca por Le Male de Gaultier , Aqua di Giò de Armani y Hugo Boss de Hugo Boss.

Pero concretemos. Egoiste Platinum crea adicción entre las féminas, aunque Bleu, Egoiste y Allure Sport no se quedan atrás.  Lo malo de estas fragancias es lo tremendamente reconocibles que son. De hecho he probado a ponérmelos todos (en días diferentes, claro) y las reacciones entre mis amigas y amigos han sido: “hueles a fulanito”, “menganito usa ese perfume”, “me tiré a un tío que olía exactamente así”…

Total, que muy a mi pesar, si usase un perfume de hombre no elegiría a Chanel.
También he de decir que si tuviese un perfume fetiche, sería de Chanel. Contradicciones.

Respecto a las fragancias femeninas que más éxito tienen, hay mucha diversidad y variedad de opiniones. Supongo que esto se debe a que las mujeres, generalmente, olemos bien de manera natural. Si no es el champú es la mascarilla, y si no la crema de cuerpo, o la de cara. Nos echamos tantos potingues, que es muy difícil no oler a “algo”.

Y aquí va una selección de fragancias femeninas, realizada en base a mi investigación y a mi propio criterio como persona adicta a los perfumes (sí, “adicta” y “criterio”, otra contradicción…)

Los olores a los que los machos entrevistados se han confesado enganchados son White Musk de The Body Shop, Ultraviolet de Paco Rabanne, Be Delicious de Donna Karan y Lolita Lempicka de Lolita Lempicka.

Y yo completo la lista con J´adore de Christian Dior. Es la joya de la corona.
Una vez me contaron que este perfume está elaborado con la esencia que contienen todas las flores, y que en cada mujer destacan flores diferentes dependiendo del ph de su piel. Sí, ciencia ficción, pero me encanta. Es una fragancia floral y afrutada MUY femenina.
Y si te ya de paso te pegas la caminada que se marca Charlize Theron en el anuncio, podrás dominar el mundo.

En mi opinión, debería de ser el perfume fetiche de cualquier hombre.