• Editorial
  • Influencers down

    BLADE RUNNER

    Cada agencia de publicidad, cada departamento de marketing, cada grupo editorial debería tener un equipo que investigara el engagement real de todos los autodenominados influencers (esos que hace 7 u 8 años eran solo “egobloggers”; al parecer han ascendido en el escalafón de anglicismos). Este artículo del canal PRNOTICIAS no ha hecho más que poner […]

  • Culture
  • Rehab

    IMG_2218

    Este país se parece en muchas cosas a EEUU. En lo que más, en su habilidad para negarle a nada ni nadie la posibilidad de cambiar y/o rehabilitarse. Mel Gibson lleva 10 fucking años disculpándose por agarrarse el pedal de su vida y liarla parda. Haga lo que haga, siempre nos vamos a acordar de […]

  • Culture
  • Y el Globo de Oro es para…

    Los estilistas que transforman a un actor que un día se hace famoso por un papel concreto de un tipo normalito a un mozo de muy buen ver. Y una vez que acaba su papel y vuelve a su vida normal de actor y de otros papeles regresa a ese simploncillo tipo del montón que antes era. Y es que ver a Hugh Laurie anoche en la gala de los Globos de Oro me hizo darme cuenta de lo importantes que son los estilistas de cine y los profesionales de la caracterización. Nada queda en Hugh Laurie de ese médico maduro interesante que nos volvió locas en House.

  • Culture
  • Galguitas

    the neon demon

    Se estrena una película o un documental relacionado con el mundo de la moda y las revistas, y no puedo evitar verla. Hasta ahora todas me han decepcionado (quizá la que menos The september issue), por tratarse de vehículos publicitarios, puro marketing, o pajas mentales de individuos que no tienen ni idea de este mundo. […]

  • Fashion
  • Días de pasarelas y moda

    madrubb

    Hace tiempo que me retiré del mundo de las pasarelas. Yo, que en su día fui modelo, que por mi estatura y mi complexión tuve fácil que me eligieran los diseñadores, yo, que tuve muy presente el cánon de belleza que me tocó lucir y me machaqué a dietas y spinning, hace tiempo que me retiré. Estuve a punto de dar el salto internacional definitivo, porque me sobraba actitud y lo sé, y aunque desfilé y me fotografié en Milán, Londres o Estambul me pudo más la pereza final porque tras recorrerme durante diez años España entera en avión, carretera y tren, y con apenas veinticinco años, llegó un momento en que dejó de molarme mucho el dormir en hoteles, compartir piso con adolescentes caprichosas más jóvenes que yo o soportar sola todas las tonterías de diseñadores, fotógrafos y estilistas y tener que aguantarme si o sí a lo que demandaban o querían de mi, por muy estúpido que me pareciese.