Los capullos no regalan flores

los-capullos-no-regalan-flores-moderna-de-puebloNo, no regalan flores, ni son detallistas, ni se muerden la lengua (y mueren envenenados) antes de decirte que tu amiga está mil veces más buena que tú. Los capullos son eso, capullos, y ni tú ni Lara Croft podría cambiarles.

Se pasa una media juventud (y parte de la supuesta madurez) buscando a ese muchacho que te quiera, tenga detalles y, con suerte, sea un empotrador.

Pero por el camino no para de encontrarse con justo lo contrario: tipos que sólo quieren a su guitarra, su consola, sus platos y sus vinilos, o a sus amigos.

Que a tí te pillan porque con ellos no pueden practicar sexo (humm, chicos, intentadlo… ¿quién sabe?), pero que te tienen menos cariño y respeto que al calvo de la Fórmula 1.

No pasaría nada, no pedirías más, si el tipo fuera un empotrador, pero es que encima follando son limitados, por no decir pésimos. ¿Qué esperabas: si no son capaces de tener un detalle, cómo iban a esforzarse por echar un buen polvo?

En esta estupenda novela gráfica, la lúcida Moderna de Pueblo radiografía a una serie de tipos (que no esteotipos) malasañeros, la mayor parte capullos de pura cepa.

Desconozco si otros lugares de la geografía hispana o internacional son también, como Malasaña,  criadero del espécimen capullil, pero como perra vieja que soy, os prometo que si le quitas el disfraz de moderno / aristoflauta / underground, un capullo es un capullo, sin más, en todos los barrios, y en todas las extracciones sociales.

Para ilustraros sobre el tema, para echar unas risas con vuestro empotrador particular (cabronas suertudas), para poner una GRAN SONRISA en vuestra cara (el mejor tratamiento de belleza… junto con el de la actividad sexual regular y placentera), os recomiendo que leáis “Los capullos no regalan flores” por Moderna de Pueblo.

¡Ah! un detalle -casi- sin importancia: nuestra ya querida Raquel Córcoles (Moderna de Pueblo), ha colado en esta obra una velada declaración de amor a su particular empotrador… ¡qué romanticona y qué bonito!

Por Mabi Barbas

Lo encontráis aquí

FNAC

CASA DEL LIBRO

modernadepueblo-firma-libros