Primas de Riesgo. El Mágico Prodigioso

baile
SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Crowdfunding, el proyecto que se hace entre todos
La compañía Primas de Riesgo comienza su campaña de micromecenazgo, tienen 40 días para conseguir 5.000 euros.

EL nuevo paradigma económico para gente de la cultura que (y otros sectores), mal que pese, lleva tiempo inclinándose al consagrado método de Juan Palomo, sí, ese del yo me lo guiso, yo me lo como. A pesar de las dificultades añadidas por el Gobierno con sus medidas de austeridad, las confiadas gentes de la cultura no cesan en su empeño creativo y buscan nuevas formas para financiar sus proyectos. En los últimos tiempos no es de extrañar que en nuestros perfiles de Facebook y en grupos creados en Whatsapp, amigos y allegados soliciten nuestra ayuda económica y nuestra, poca o mucha, capacidad difusora para apoyar sus campañas de crowfounding. Artistas plásticos, escritores, músicos y compañías de teatro como, Primas de Riesgo, entre otros, se unen a la moda de la economía cooperativa.

 

Hace dos días comenzaron las ocho actrices que forman el elenco de Primas de Riesgo y su direcotra, Karina Garantivá, la recogida de fondos para poner en marcha la obra que llevan varios meses ensayando: El mágico prodigioso, de Calderón de la Barca. “Teníamos dos formas de hacerlo”, explica Karina Garantivá, directora de Primas de Riesgo, “o lo hacíamos nosotras mismas sin intermediarios o a través de Verkami.com  una página especializada en micromecenazgo”.

Para tomar una decisión sobre el método de financiación tuvieron que sopesar los pros y los contras de hacerlo de una forma u otra. SI lo hacían por la página web, desde el primer instante en el que se publicara la campaña de micromecenazgo, tendrían 40 días para conseguir los 5.000 euros que necesitan para continuar con el proyecto. En caso de que no consiguieran el objetivo, perderían lo aportado. O sea, todo o nada.

De la otra manera, sin intermediarios, son ellas las que controlarían el tiempo y no tendrían el agobio de tener que conseguir el dinero en una fecha concreta. Pero, y esto es un contra, la capacidad de disfusión que tienen no es la misma que con la ayuda de Verkami.com. Finalmente, teniendo en cuenta que la fecha de estreno se acerca, el próximo 6 de junio, en Cáceres, optaron por el todo o nada. Desde el momento en el que se escriben estas líneas, el 23 de abril, tienen 38 días para reunir 5.000e. Hasta el momento llevan recaudados 245.

La movilización y el compromiso de la compañía es total, y no puede ser de otra forma. Cada una de las actrices y la directora, a modo de cadena, tienen la obligación de difundir, en la manera de lo posible, la campaña para conseguir los objetivos. “Nos hemos planteado de todo, desde hacer maratones como hemos visto en algunos casos en Estados Unidos hasta hacer fiestas para recaudar fondos”, explica Vanessa Vega, una de las actrices. Finalmente optaron por la segunda.

En una fiesta de inauguración, en la casa de una de las actrices de la compañía, dos semanas antes de activar el proyecto de Crowdfunding, invitaron a un grupo de amigos y conocidos para presentar la campaña de recogida de fondos. Allí mostraron algunos trozos de la función. “La respuesta fue bastante positiva, el público quedó entusiasmado”, recuerda Karina Garantivá.

La buena acogida las anima a continuar ideando eventos para mover el proyecto, ya que se trata de eso, de llegar al mayor número posible de posibles colaboradores. Para ello, apuestan por una serie de incentivos dependiendo del nivel de aportación del interesado. que van desde una colección de fotografías con un coste de 10 euros, hasta un máximo de 1000 euros que incluye diversas invitaciones a funciones y eventos, amén de añadir el logotipo de la empresa enb la publicidad de la compañía.

Cuarenta días para cumplir el sueño de representar una obra, una de las genialidades del Siglo de oro reservada para un elenco mayoriariamente masculino. Como el resto de artistas que han optado por este tipo de financiación, ahora toca dar vueltas a la cabeza para cumplir los objetivos. La cuenta atrás ha comenzado. La cultura, ahora más que nunca, al alcance de todos.

COLABORA PINCHANDO AQUÍ