The Hole. Déjate caer en esta fiesta

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest
antoniamagazine-thehole-teatro-entradateatro

Noche de lluvia en Madrid. Llega el invierno. Una luz en el cielo nos señala donde va a ser la fiesta a la que hemos sido invitados. El agujero es el lugar donde en cuanto uno entra, por las puertas del Teatro Calderón (ahora con nombre de helados caros) se convierte en parte del reparto del mismo espectáculo.

Vinila Von Bismarck, cantante y experta en el burlesque, se encarga de recibirnos. Los camareros juegan con todos aquellos que han venido al fiestón, y un DJ anima el cotarro desde uno de los palcos, poniendo la música para que la espera no sea aburrida. La fila número uno literalmente está metida en el escenario. Dos chicas con cámaras de video, que parece que han sacado el vestuario de Victoria Abril en Kika de Almodovar, graban lo que va sucediendo.

A la hora en punto llegan los mayordomos, Primital Bros, que son los encargados de abrir el espectáculo con su original forma de cantar. El maestro de ceremonias está a punto de hacer la entrada en la fiesta… Ahora ya habéis caído todos en el agujero.

antoniamagazine-thehole-teatro-03

The Hole es una obra de teatro que combina de la manera más sorprendente los espectáculos de cabaret, burlesque, circo, monólogo junto al peculiar humor de Yllana, uno de los creadores del espectáculo junto a Letsgo y Paco León.

La fiesta en la que estamos puede recordar por momentos a The Rocky Horror Picture Show -unos labios enormes presiden el escenario, protegidos por un peculiar personaje al que Björk estaría encantado de conocer-, ambientado en una mansión que bien podría haber salido de una película de la factoría Disney como La Bella y la Bestia.

Juegan con el sexo, con la actualidad, con los políticos, con las relaciones sentimentales diferentes, con el propio público que está metido de lleno en la acción, con las canciones… Un mundo diferente donde durante dos horas todo se mueve, se llena de color en la oscuridad que es el agujero,  y que pretende que cuando salgas de allí simplemente vivas la vida con todas las cosas buenas: hay que entrar en el agujero para salir de él.

Sólo se nos da un respiro de un cuarto de hora en toda la función, pero que ni siquiera lo es, porque también están sucediendo cosas a nuestro alrededor. Esto es una obra viva, donde no se para hasta que el telón finalmente cae y de alguna manera algo simbólica, mentalmente, ponemos la palabra Fin en nuestro cerebro.

Una de las bazas del show es su continuo cambio. Van rotando los números circenses, dependiendo de la disponibilidad de los artistas, con lo que si repetís es probable que The Hole sea algo diferente. Acrobacias variadas, números de fuerza, bailes por el aire… todo con una perfecta puesta en escena, acompañada por una música seleccionada que va desde temas relajados a tal animación que dan ganas de ponerse de pie para bailar.

antoniamagazine-thehole-teatro-01También ha habido cambios con el maestro de ceremonias, el anfitrión de la fiesta. Primero fue Paco León que pasó el testigo a Eduardo Casanova, con un personaje muy diferente a Fidel de Aida, y que fue a quien tuve el placer de ver en este personaje. Sin duda un gran descubrimiento: se come el escenario, al público y lo adapta perfectamente a su propio estilo. Lo bueno es que cada maestro dotará de su  personalidad al guión original, creado por Secun de la Rosa, y que posteriormente destrozó Paco León a su antojo, como consta en el programa del espectáculo. Así también podremos disfrutar de Alex O’Dogherty, Silvia Abril, Pepa Charro y Fernando Gil que se irán dando progresivamente el relevo unos a otros.

En cartelera tenemos mucha variedad de musicales actuales y de buena calidad, como Hair, pero estoy convencido que las sensaciones, la estructura y originalidad de The Hole no lo superara ninguno de los que hay ahora mismo en el cartel madrileño.

Deberíais ver este espectáculo. No soy de imponer cosas, pero creo que a la mayoría vais a disfrutar cual niño asombrado en Disneylandia, cuando Mickey Mouse va y te saca a bailar junto a las princesas de los cuentos de hadas.

Emoción, sensualidad, diversión, tensión, espectáculo puro y duro: bienvenidos a The Hole, al salir nada será igual.

Fernando Bajón