Soy vegano, soy moderno

whole foods
SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Yo es que tengo la sensación que seguimos con el sempiterno drama hogareño de las confesiones de los hijos. Ahora son tipo “papá, mamá, a mí lo que me gustan son las morcillas”. Esa madre llorando que se pregunta “¿Qué hemos hecho mal?”, ese padre gritando “¡Yo no te he educado así!” y cerrando las ventanas para que no se enteren los vecinos de que a su hijo lo que le gusta es la mortadela de aceitunas.

Si, se ve que no podemos comer carne ahora. Está mal visto. Es peor que votar al PP, pero mucho peor, es más, si no comes carne ya se te presupone buena persona. Si también tienes un perro adoptado ya te has ganado el cielo. Si es un perro peligroso se ve que te canonizan, y si encima, además de peligroso es viejo, felicidades porque eres Gandhi.

Se ve que ahora funciona así el tinglado. Son mejores, los nuevos animalistas son mejores que todos los demás habitantes del planeta. De los dos hemisferios, incluidos los que tienen que comer animales para poder subsistir. Esos también. Que planten algarrobos que también están muy bien, que menuda panda de desconsiderados egoístas. Que además desde que Mercadona está por los alimentos ecológicos, están al alcance de todos. Y Mercadona hay en todos sitios, eso lo sabe todo el mundo.

Yo es que soy persona de mucho observar, de mirar así con los ojos muy abiertos todo lo que pasa, y de sorprenderme. Soy muy de sorprenderme. Para mi cada día es como Navidad cuando veo cosas como éstas en animalistas como algunos que conozco:

  • Me pinto más que Tino Casal, importándome un pimiento (recordemos que soy muy, muy vegano) que los maquillajes, cremas hidratantes, cremas corporales, tónicos, y demás productos en los que me he sumergido están testados en animales. Eso en KIKO MILANO no lo hacen, ¿verdad?
  • Yo puedo tener mascota, tú no porque como comes panceta no te gustan los animales. Está claro. Aunque vivan en un piso de 30m y el pobre bicho en cuestión vea menos la calle que Rapunzel, ellos sí y tú no. Porque ellos adooooooran a esos pequeños y tú vas por la calle gritando: “¡ave que vuela, a la cazuela!” y disparando perdigones a todo lo que se mueve.
  • Su amor es selectivo, está claro que los insectos no son animales y por eso las pipetas anti pulgas, los insecticidas, etc, no son armas biológicas. Sólo matan bichos que molestan, y los bichos no te traen la pelota, no pasa nada.
  • Tengo una moto súper chula que me lleva la mar de bien. La moto casi no contamina, como es más pequeña que un coche… y teniendo una moto no es que esté participando de uno de los lobbies más duros del planeta, el del petróleo, ellos no contaminan en absoluto ni han provocado guerras donde mueren miles de inocentes, nooooo, ellos no. La industria cárnica si.
  • Fumo como un carretero (tabaco de liar, por supuesto) participando así de otro de los grandes lobbies que, además de ser uno de los principales responsables de la deforestación del globo (del nuestro, no del que llevan algunos), matan también a miles de personas. Aunque claro, no son animales, es verdad. Sólo son personas, que son mucho peores que mi perrito Travis.

Y, la que más me gusta:

  • Me inflo a comprar en cualquier cadena tipo “Breshka” o MERCADONA. Sí amigos, que también compran en China, aunque os guste tanto comprar el tofu allí.

No como carne, pero me importa una mierda la explotación infantil, la contaminación, la deforestación, etc. Todas las consecuencias de un gigante como cualquiera de los dos, vamos. Porque claro, no es lo mismo.

Me da la sensación que no comer carne es ser azucarillo en el juego de la doble moral. Jo, yo también quiero usar el comodín del veganismo.

Que conste que tengo varios animalistas en la familia, crudiveganos además. Pero ellos son de los de verdad, de los que no toman antibióticos ni que se estén muriendo porque, además de probarlos en animales, no creen en las multinacionales farmacéuticas; de hecho no creen en ninguna multinacional.

Ellos viven en una casa medio aislados del mundo, no pisan centros comerciales, se mueven en bici o transporte público, no comen nada procesado ni cocinado, no tienen TV, ni móvil (si, has leído bien, viven sin móvil ni internet), compran sólo lo que no pueden generar y reciclan hasta lo que sudan. Ella no sabe lo que es un tampón, por supuesto. Chuparos esa, a ver quien tiene huevos a no usar nada en “esos días del mes” para no gastar celulosa de más. Todo mi respeto para ellos, para ellos sí. Igual que ellos nos respetan a los demás, porque lo hacen.

Bueno, pues ni siquiera ellos con semejante disciplina son tan pesados como estos nuevos mesías de la alcachofa. Ya está bien por favor, es muy cansino que nos comparéis constantemente con los lanceros del Toro de la Vega o que nos bombardeéis con vídeos de cómo se matan a los animales que nos comemos. Podéis ahorrároslo de verdad, es innecesario porque a cosquillas ya imaginamos que no es.

Dejarnos vivir, pensar en nosotros como en los animalitos que defendéis, libres para hacer o comer lo que nos dé la santa gana. Gracias.

Vegetables in Whole Foods Market

7 Comment

  1. Yo soy vegetariano y ya bastante tengo yo con preocuparme absolutamente de todo lo que como y me compro como para encima andar detrás de lo que hacen los demás. He estudiado filosofía y creo en el veganismo como un modo de vida ético, bueno más bien ecoético, pero ninguna ética es un arma contra nadie. Sinceramente creo que hay demasiado postureo ahora mismo, también hay mucho fanático.

    Si pienso que el veganismo es la mejor forma de tratar a los animales y a otras muchas causas pues seguiré compartiendo vídeos, artículos y demás sobre la explotación que sufren estos animalicos. Pero también lo haré sobre la que sufren los animales humanos con la explotación, la pobreza, las guerras y demás. Es muy complicado mantener un equilibrio entre el estilo de vida que nos han acostumbrado a llevar y el veganismo pero sinceramente creo que se puede, reorientando muchas cosas pero creo que se puede. Seguiré compartiendo vídeos en mis redes sociales pero también respetaré a quien no se atreve a dar el paso, se que es muy dificil, yo aún estoy peleándome con dejar de tomar leche animal y derivados pero si con un solo vídeo alguien más adopta un estilo de vida que creo que es mejor, aunque solo sea una persona, valdrá la pena.

  2. Pat says:

    Hola Alex, muchas gracias por leernos y por tu comentario. Que conste que apoyo el movimiento 100%, el post es una sátira de los “añadidos” que de paso nos menosprecian a los demás. Yo también creo que se puede abrazar el veganismo conviviendo con nuestro estilo de vida, pero creo que el respeto es básico para la convivencia o nos acabaremos matando entre nosotros, aunque igual así ganarían los animales estoy pensando 😉

  3. Gonzalo says:

    La verdad es que has puesto bastantes cosas falsas, lo del tabaco es mentira, la principal causa de la deforestación e selvas tropicales en un 91% es por culpa de la ganadería. Todas esas demás paridas que has puesto bueno, pues bien, o sea si eres vegetariano tienes que hacer el resto de cosas como no usar móviles etc? No me parece un argumento en absoluto. También sabrás que no hay nada que consuma más rápido el agua del planeta y los recursos que el ganado, además de influir en gran. Medida en el calentamiento global. Me supongo, claro, que ya sabías estas cosas, aunque no creo que promovieras el antiveganismo si supieras esto la verdá. Lo primero y más importe para el planeta es no comer carne, luego ya habría que luchar por las otras cosas que has dicho, auque sean secundarias. Así que independientemente de porqué se haga cada persona vegetariana, lo respetas, porque vegetarianos nunca sobran. Tampoco habrás visto estudios científicos de las posibilidad del ser humano de sobrevivir en función del tipo de dieta en cincuenta años, pues los recursos en gran medida dependen de ella, si diéramos a la gente la comida y agua que usamos para alimentar al ganado sobreviriamos a pesar del constante aumento de la población. Así que si no eres vegetariano, al menos no trates de promover lo contrario con argumentos falaces, ya que no es muy ético la verdá

    1. Mabi Barbas says:

      Hola, Gonzalo. Como ya ha respondido Pat en un comentario anterior, el artículo es una sátira, no promueve el antiveganismo, hace un llamamiento a los falsos veganos, los del postureo, desmontando sus argumentos poniéndoles un espejo ante la cara.

      Pero como editora de la publicación, voy a tomar el turno de réplica (sé que Pat me lo va a permitir).

      Deberías saber que si la Humanidad dejara de consumir carne, se reducirían los gases invernadero, pero 1300 millones (sí, millones) de personas viven de la ganadería, y la mayor parte de esas personas son pobres.

      El estudio Beneficios climáticos de un cambio de dieta apuntaba en 2009 que un mundo vegano (que no consuma nada procedente del ganado) reduciría las emisiones de carbono relacionadas con la agricultura en un 17 %, las de metano en un 24 % y las de óxido nitroso en un 21 % en 2050. Pero el informe Enfrentando el cambio climático a través de la ganadería (FAO, 2013) estima que las emisiones podrían reducirse hasta un 30 % si se extendieran las mejores prácticas y tecnologías ya existentes.

      Un experto como Mulet afirma: “La ganadería ecológica es mucho más perjudicial para el medioambiente que la convencional. ¿Por qué? Muy fácil, porque por ley las vacas tienen que estar sueltas. Son animales muy contaminantes por sus emisiones de gas, el daño físico sobre las plantas, la presión sobre los espacios naturales… Si toda la cabaña que hoy se encuentra en establos estuviera suelta pastando por el campo, arrasamos el medioambiente”.

      El problema no es comer carne, el problema es cómo se produce.

      Y lo que produce la deforestación es el ser humano, no que te comas o no un chuletón de Ávila.

      En cuanto a lo de tener más o menos enfermedades, te comento: la Clínica Universitaria de Graz (Austria) publicó un estudio Asociación entre los hábitos alimenticios y varios parámetros de salud para comprobar si una dieta vegana o vegetariana era realmente más sana, como habían afirmado otros análisis anteriores. Los resultaron mostraron lo contrario. Los vegetarianos presentaron más patologías alérgicas, cancerosas y cardiovasculares que los consumidores de carnes. De las 18 enfermedades crónicas que estudiaron, los vegetarianos enfermaban con más frecuencia en 14.

      Y ahora vamos con el tema de la conveniencia o no de pontificar sobre unos hábitos de consumo y forma de vida o no, o sea, si es ético o no identificarse como vegano y tener móvil. ¿Sabes lo que es el coltán? ¿Sabes que es la materia prima que se utiliza en todo tipo de aparatos de consumo tecnológico? ¿Sabes que es causa de explotación, guerra y muertes? No sé, lo mismo antes de rasgarte las vestiduras deberías hacer un ejercicio de introspección, porque estar concienciado para unas cosas y para otras no, huele a postureo a kilómetros de distancia.

      Lo de documentarte un poco más tampoco vendría mal.

      Un abrazo.
      La Jefa

  4. Balbina Arias says:

    Buen artículo. Y es que ese veganismo no es más que un tema para hacer bandera en tu vida. Es el fruto de la necesidad de postureo que tiene la sociedad en la que vivimos, la nuestra, norteamericana barra europea barra española del año 2016 (puntualizo localización porque el planeta es muy grande para generalizar). Es muy sencillo: eliges en qué quieres posturear, (no comer carne, no comer alimentos con gluten -pero hincharte de seitan-, eliminar el azúcar de tu dieta -de rabiosa actualidad-, vestirte solo de algodón orgánico, moverte en coches eléctricos para no utilizar combustibles fósiles -pero apoyar el aumento de las emisiones de dióxido de carbono por la producción de las centrales eléctricas-, defender el colecho como único credo de la crianza) y ya: te centras en un tema. Lo demás, lo que le cuelga, uf… Demasiadas cosas. Sacadlo de contexto y os daréis cuenta que en el fondo es como ser del barsa o ser del madrid.

  5. Sesma says:

    Querida Pat y comentaristas varios.

    Como siempre que sí y que no.
    Porque al final lo más moderno es criticar a los “modernos”, que ya ves no hacen ni daño a los animalitos.
    En cambio otros son capaces de dar masajes a las vacas antes de comérselas y encima te cobran una pasta porque lo denominan “exquisitez”.
    Que lo de comer verduritas no es nada nuevo, que tenía yo una tía en el pueblo, no digo su nombre porque es de esos que se ponían según día del Santoral y que debía ser lo más moderno entonces, (como ahora poner nombres vascos siendo de Cornella o catalanes siendo de Badajoz…).
    Bueno pues que mi Tía del pueblo decía que solo comía zanahorias y que las yerbas servían para todo, que mona cultivando cañamones, y al final cuando nos dábamos la vuelta lo que más le gustaba era el rabo de toro…
    Y yo tan ovo-pesco-vegetariano todos los días desde hace más de 20 años, resulta que a los 40 y pocos, 30 y pocos dicen que aparento, pues estoy como un tonel eso sí muy pacífico porque no soy de esos que comen carne y se vuelven agresivos (Mabi Barbas hay algún estudio sobre eso…)…
    Y en resumen que la gente coma lo que quiera y diga lo que quiera, esa es la gracia, pero lo de la vida sana no lo compro¡¡¡ qué una vida sana solo pasa por tener dinero para malgastarlo y no levántarse a currar cada día sino levantarse por el mero hecho de no aguantar más sin ir al lavabo.

    Y mi Tía la del pueblo y la del Santoral, sé que lo estabais esperando, se llamaba Florines y hacía unas alpargatas de esparto que daba gusto.

    1. Mabi Barbas says:

      Querido Sesma: lo de volverse violento por comer carne puede ir aparejado al que se toma dos copas y se pone a liarla parda. Son excusas. El que es un violento lo es comiendo carne o comiendo acelgas. Te digo que yo he conocido un montón de desequilibrados que practican yoga y meditación: el hábito no hace al monje. Y aquí de lo que hablamos es de disfraces, básicamente.
      pd (no estás tan tonel)

Los Comentarios están cerrados.