MBFW: innovación y vanguardia

mayahansen-sumario

Comentaba con compañeros de prensa cómo cambiaría el cuento si nos atreviéramos a decir lo que realmente pensamos, tipo “Agatha Ruiz de la Prada apesta”, “Torreta estuvo bien… si eres mi madre” o “mucho retal es lo que veo por aquí”, que es lo que se escucha realmente (y no me lo invento), aunque luego las crónicas se limiten a detalles técnicos, que no comprometen opiniones ni puestos de trabajo.

He leído alguna crítica realista, por ejemplo de Eugenia de la Torriente, en la que con bastante más estilo que nosotros cuestiona las mismas cosas. Quizá ha llegado el momento de plantearse qué tipo de periodismo de moda se está haciendo, si analizamos o nos limitamos a escribir pies de foto.

Luego nos quejamos de que ningún periodista internacional importante (se rumorea que Suzy Menkes, al parecer, tenía mucha plancha y no pudo venir, aunque fue invitada) tenga interés en esta pasarela, porque es que no nos tomamos en serio a nosotros mismos, partiendo de la base de que mentimos como bellacos.

———————

MBFW VI y fin…

Hay que llegar con los ojos abiertos y toda la buena fe del mundo a MBFW. Pensar que te van a sorprender y a fascinar. Creerte que estás en un lugar de celebración de la creación. En resumidas cuentas: tener esperanza.

Cuatro desfiles me quedaban por ver (aquí nos repartimos el trabajo entre todos), y necesitaba liberarme de los demonios que anidan en mi interior. “Sé benevolente, mujer, Galliano solo hay uno”.

ION FIZ, MAYA HANSEN, MARÍA BARRIOS y SARA COLEMAN

Entre las cosas que probablemente no le ocurran a Anna Wintour, con toda seguridad se encontrará el hecho de tener que llevarte a tu hijo de 4 años al desfile de ION FIZ (echó a andar, como quien dice, en el cibelespacio, así que no le pilla de nuevas). Entrar justa de tiempo con el crío en brazos, sentarte de cualquier modo en las escaleras de prensa y esperar a que te sorprendan, ¿es pedir demasiado?. En MBFW 2012 es probable que sí, sea demasiado.

Sorprenderme no, pero gustarme me gustó mucho. Retiro lo dicho anteriormente sobre el horror que me producen los estampados. Si están tan bien colocados, con tanto gusto, me entusiasman. Prendas bonitas, bien cortadas, alegres, luminosas, tremendamente favorecedoras. Ropa que sí me pondría.

PS12 IonFiz 009PS12 IonFiz 018PS12 IonFiz 029

PS12 IonFiz 004PS12 IonFiz 022PS12 IonFiz 027

Justo cuando apagaban las luces e iba a comenzar el desfile de MAYA HANSEN, a mi querido hijo no se le ocurrió otra cosa que decirme que se encontraba mal, así que tuve que salir corriendo y medio pisoteando a los que estaban sentados en las escaleras (mil perdones; si no llego a salir corriendo NADIE más hubiera podido desfilar allí, creedme). Le solté en brazos de su padre y corrí a ver el resto del show en la pantalla gigante.

No sé para qué corrí tanto, la verdad. Probablemente ilusionada por el buen sabor de boca que me dejó el desfile anterior.

Maya Hansen es Maya Hansen, y ahora no vamos a esperar minimalismo de ella, pero en alguien tan creativo sí que esperaba algo más de imaginación. Como todos (o casi) todos los creadores de esta edición, retoma referencias muy trilladas, que hasta juraría habérselas visto en anteriores ocasiones, y nos muestra un despliegue de combinaciones de la misma idea, de manera repetitiva. Frida Kahlo, México, Thierry Mugler… Todo súper fresco y muy poco utilizado…

PS12 MayaHansen 005PS12 MayaHansen 007PS12 MayaHansen 010

PS12 MayaHansen 014PS12 MayaHansen 028PS12 MayaHansen 026

Tanto el desfile de MARÍA BARRIOS como el de SARA COLEMAN me parecieron correctos en su ejecución, quizá un poco sosos, como si a todo le faltara un hervor. Algunos vestidos de MARÍA BARRIOS eran realmente bonitos, y los cortes de las chaquetas de SARA COLEMAN demostraban su dominio en la sastrería. Así y todo, le daban 50 vueltas a otros más consagrados. Esperamos su evolución, que será positiva, con toda seguridad.

María Barrios

PS12 MariaBarros 002PS12 MariaBarros 022PS12 MariaBarros 029

Sara Coleman

PS12 SaraColeman 004PS12 SaraColeman 009PS12 SaraColeman 020

Mientras escribo este artículo me entero de que Davidelfín ha ganado el Premio L’Oreal, un signo más de a qué altitud se mueve esta edición de la pasarela. Me parece tremendamente injusto que a los diseñadores del EGO se les robe diez días antes la ilusión del premio y la proyección que supone, para entregárselo a un diseñador ya consagrado que presentaba una colección bastante normalita, por decir algo. Si lo que querían era resarcirle por el escarnio al que fué sometido hace 10 años, cuando sus ganas de crear y experimentar estaban intactas, que establezcan un premio sin dotación económica. Pero no les quitéis las ganas de hacer cosas a los que empiezan, porque, aquí entre nosotros, todos sabemos que muchos ateliers de diseñadores consagrados se nutren de esta sangre fresca.

Mabi Barbas