Hoy comemos… Puchero

antonia_txt_body
SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

puchero2Seguro que ya sabes hacer una vichyssoise, pero nadie te ha enseñado a hacer unas lentejas en condiciones. Seguro que echas de menos los platos de cuchara que te hacía mamá, o tu abuela. En antonia_txt_body queremos recuperar recetas de las de siempre.

Sí, esas recetas que te solucionan la comida del día, sanas, nutritivas y completas. Platos elaborados con ingredientes de mercado, pero de mercado de verdad, de ese que tienes al lado de casa, en el que encontrar albahaca se convierte en misión imposible, a no ser que lo encargues con un día de antelación. Recetas para las (y para “los”) que trabajamos fuera de casa, y no nos da tiempo a cocinar al mediodía. Recetas que se guardan en el congelador y están tan buenas como cuando las hiciste.

En realidad, es un homenaje a las mamás. La mía los lunes ponía lentejas, los martes alubias con chorizo (“chícharos” en mi tierra, Andalucía), los miércoles patatas con calamares (las “papas con chocos”)… Sabías de antemano lo que ibas a comer ese día, y lo bueno que estaba.

Hoy presentamos el puchero andaluz, ese plato que cunde tanto que el día que lo pones tienes primer y segundo plato. Con el resto del caldo y verduras se hace una sopa de picadillo estupenda. Y con la carne sobrante unas croquetas espectaculares.

El puchero, reconstituyente para catarrazos, personas que a diario comen mal, y alivio en días de viento y frío. Y de estos ya hemos tenido unos cuantos este invierno.

INGREDIENTES

* Un trozo de ternera
* 1/2 pollo (un par de muslos)
* Un trozo de tocino
* Un hueso de jamón
* Un hueso añejo de ternera
* Un hueso de espinazo (o salado)
* 200 grs de garbanzos (puestos a remojar el día anterior)
* 3 zanahorias
* 1 puerro
* 1 apio
* 1 nabo
* 2 patatas
* Hierbabuena (para aderezar la sopa))
* Un par de puñados de fideos finos (Nº 0)

 

ELABORACIÓN

Ponemos todos los ingredientes en la olla (los garbanzos remojados de la noche anterior), cubrimos con agua y ponemos a hervir, a fuego medio, aquí no hay prisa.

Desespumamos, tapamos la olla y dejamos al fuego unos 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, abrimos la olla, separamos el caldo del resto de ingredientes.

Ponemos en otra olla la cantidad de caldo los fideos finos, con una ramita de hierbabuena y acompañamos con los garbanzos.

Cortamos en trozos el pollo, el tocino, la ternera, las patatas y las zanahoria y lo usamos como acompañamiento del puchero o lo tomamos de segundo plato, aplastándolo y comiéndolo con trozos de pan. Esto es lo que se conoce en el sur como “la pringá”, que se toma en algunos bares hasta como acompañamiento de la tostada en el desayuno, o en montaditos.

 

OTRAS RECETAS A PARTIR DEL PUCHERO

sopapicadillocroquetas-del-pucheroSopa de Picadillo:
Con el caldo, la carne y las verduras que nos sobren del puchero podemos hacer una sopa de picadillo. Sólo tenemos que cocer en el caldo unos fideos y añadirle el resto de ingredientes bien picados, unos tacos de jamón y huevo cocido.

 

Croquetas:

Depende mucho de la cantidad de puchero que se haga, pero si sobra, algo habitual con la cantidad de ingredientes que lleva, podemos hacer croquetas.

Hacemos una bechamel tal como tengamos costumbre, solo que sustituiremos parte de la leche por el caldo del puchero. Añadimos la carne picada muy menuda y formamos las croquetas.

Rebozamos en harina, huevo y pan rallado y freimos en abundante aceite caliente.

Bueno, bonito y barato. Rico, nutritivo y fácil. ¿Quién da más?