Comer en… Cas Ferrer

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

P6260001Estas vacaciones hemos estado por Menorca, y una de las noches, estuvimos en Ciudadela.

Veníamos en Velero y aunque el grupo de gente era muy majo, nos apetecía irnos los dos solos a cenar, por variar un poco. Asique echando mano de las nuevas tecnologías, buscamos restaurantes. A través de una web, vimos la lista de restaurantes de Ciudadela, y elegimos el mejor valorado… a ver qué tal nos iba.

Nos encaminamos hacia Cas Ferrer de sa Font, sin saber muy bien que nos encontraríamos. Tardamos unos 10 minutos desde el puerto hasta el restaurante paseando por el casco antiguo de la ciudad.

Al llegar, primera sorpresa, unas mesitas en la calle, una calle típica del centro, estrechita pero con mucho encanto, nos indicaron que habíamos llegado al restaurante.  Una casa tipica menorquina totalmente reformada, pero manteniendo el estilo y la decoración. Con patio interior y terracita.

P6260020Al entrar, más sorpresas… Una chimenea/Barbacoa de tamaño XL y en la mesa de apoyo de ésta, cajas y cajas de verduras y frutas… más fresco imposible.

Nos sentaron en la mesa y miramos el menú. Tal y como leímos en la web, los platos son típicos de la isla, de la zona, pero con un toque moderno. Necesitamos un poco de ayuda del maitre, para poder entender los platos que leíamos en la carta.  Tras un aespera un tanto larga, es el único “pero” que le ponemos al restaurante. La espera para que nos tomaran nota, y la espera para que nos trajeran la cuenta. Finalmente probamos:

boloGambitas frescas salteadas con queso curado menorquín gratinado

boloEnsalada verde con orejones, vinagreta de yogur y miel

boloRavioli de ceps con queso y confitura de tomate

boloCanelones de berenjena con filetitos de pescado

El vino, pedimos un blanco de la zona, y le dejamos escoger al maitre. Nos trajo un:

Vino Blanco Seco Favaritx
Blanco, Sa Cudia
Primer vino menorquín de producción ecológica

P6260015P6260019P6260011

Los platos exquisitos y el servicio de mesa, rápido y eficaz. Si hay algo que destacar a parte de la gastronomía del restaurante es la amabilidad del personal. No pedimos postre porque no nos cabia nada mas en el buche…eso si,nos invitaron a un chupito de Pomada, bebida típica de la isla.

P6260022Después de la cena estuvimos un buen rato de charleta con Marc y Amalia, los propietarios y nos explicaron que es el único Restaurante Ecológico Certificado de la Isla, que tiene su propia finca donde cultivan y crían todo lo que en el restaurante se come.

 

Precio por persona con el menú arriba descrito, 40 euros….se ve alto, pero realmente merece la pena…

Totalmente recomendable si estáis por la zona.

 

VALORACIÓN

starfullstarfullstarfullstarfullstarfull
(1 a 5, siendo 5 la valoración máxima)

 

Elena Pozueta

P6260023