Comer en… Home Burger Madrid

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Home Burger, una de las joyas gastronómicas de Madrid, con el slow food como leitmotiv.

Primero abrió en Malasaña, y después en pleno corazón de Chueca, abrió el hermano pequeño casi gemelo Home Burger Bar.

Siguiendo las líneas del primero, en la calle Espíritu Santo 12, el nuevo Home Burguer, en San Marcos 26, se yergue como réplica de los dinners norteamericanos que en los años 50 fueron el oasis del fast food de la época y hoy en día son casi museos gastronómicos para uno de los platos peor tratados de la historia.

HOMEBURGERBAR_SMateo_1517

Frente a este proyecto se encuentra Arnaud Barcelon quien ha sabido crear una de las mejores hamburgueserías de Madrid a través de carnes ecológicas sin aditivos, con certificado de ganadería ecológica de la sierra de Ávila, y panes elaborados de manera artesanal como sus patatas fritas y su ensalada de col casera siempre acompañando todas las hamburguesas.

HOMEBURGERBAR_SMateo_1521

Entre ellas la Clásica con su tomate, pepinillo, cebolla, lechuga y queso (al gusto), pero tras ésta y en una carta más que sugerente escrita sobre una amplia bolsa de papel encontramos toda una selección de hamburguesas. La Especial Home Burger con queso Filadelfia, nueces y cebolla a la parrilla, o la Caprese, con tomates secos, parmigiano y rúcula, otras en cambio aderezadas con mermelada de cebolla, La Caprichosa, o con salsa de arándanos, La Cabrita. Pero para los que quieran despertar sus sentidos y probar algo diferente, podrán degustar la Hamburguesa de langostinos al estilo hindú acompañada de rúcula o la tandori elaborada con pan de chapata tradicional elaborado con aceite de oliva, salsa de yogur y chutney de mango. Los vegetarianos también tienen cabida en este más que peculiar restaurante con una suculenta variedad de hamburguesas vegetales.

HOMEBURGERBAR_SMateo_1529

El proyecto de interiorismo de este dinner de dos plantas, tiene de nuevo la huella de Marre Moerel, diseñadora industrial holandesa que ya hizo el proyecto en el primero y repite experiencia en este segundo en el que la madera noble, los asientos de vinilo y las amplias ventanas hacen de este restaurante un espacio acogedor y lleno de encanto junto con pequeñas lámparas estilo cabaret.

HOMEBURGERBAR_SMateo_1558

Bajo el encanto de la primera planta y recibiendo a los comensales, un mural del ilustrador anglo-libanés afincado en Madrid Sean Mackaoui da la bienvenida con un peculiar collage que nos recuerda los dulces años 50’s con imágenes playeras y sugerentes pin-ups en poses aparentemente inocentes e incluso “atrevidas toreras” ofreciendo a los comensales una apetitosa chuleta.

En un ambiente más íntimo y siempre vintage y bajo los focos de lámparas rescatadas de polvorientos anticuarios, nos encontramos un renovado Home Burger Bar, más amplio y lleno de recovecos donde comer será un nuevo placer para todos los sentidos.

Imagen-4Imagen-5Imagen-6