Con tapas y a lo loco

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Acaba de empezar febrero y no hemos terminado aún de digerir las cenas navideñas cuando muchos ya se han puesto a dieta o se han apuntado al gimnasio para perder esos kilitos que las fechas navideñas suponen para el cuerpo humano. Un horror, vaya. Yo, que me considero una persona bien redicha, he preferido ir a contracorriente y me he dejado seducir por los placeres del paladar aprovechando que tengo hasta el 5 de febrero para disfrutar del Gastro Festival 2012. Y es que todo ha venido por casualidad, pues el otro día una amiga (de estas a las que odias porque siempre tienen planes mas trendys que los tuyos) me puso en conocimiento de esta iniciativa. Tras bucear en internet me encuentro que la agenda de ESMADRID lo está anunciando a bombo y platillo, y hasta aquí puedo leer, Mayra.

Gastro Festival 2012, que comenzó el pasado 23 de Enero y finaliza este 5 de febrero, reúne a unas cuantas chefs estrella y otras tantos estrellados del mundo de los fogones. El reclamo publicitario está en que cocinan para ti en esos restaurantes que no son de a pie y que aprovechan la coyuntura para cobrarte 50 euros por lo que en mi tierra se llama “una miaja”. Aunque hay que ser justos, cenar en el Ritz a base de alta cocina por 75€ hay que reconocer que es un plan que seduce. Supongo que después del éxito de estas empresas partners que a golpe de cupón te permiten consumir y consumir como si fueras Michelle Obama pero a precio de Loli Alvarez, los restaurantes más exclusivos se unen de alguna manera a la moda del ofertón, eso si, revestido de glamour y sofisticación.

antoniamagazine-gastro-gastrofusion-EuropaDeco

antoniamagazine-gastro-gastrofusion-Mercado_San_MiguelSi lo tuyo son las tapas pulsa el stop; la oferta de botellín y caña por 3 euros es bastante más que discutible. Puedes comer una tortilla con sabor a edulcorante de marca blanca en Nodo o croquetas grasientas en La Bardemcilla, la tasca que regentan los Bardem en pleno corazón de Chueca, y horrorizarte a más o poder; o bien puedes incluso comer caza de carta o buenas carnes en el Asador Frontón, en la calle Velazquez y salir con más brío en tus andares que Cleopatra entre sus esfinges allá en la Edad Antigua. Notable alto en Tapanco allá por Chamberí (lo encontramos por casualidad, calle Trafalgar) y el Mesón del Cid. Suspenso para Lamiak, en la latina justo enfrente de El Viajero, fundamentalmente por su falta de higiene (los vasos también se friegan).

Pero el plato fuerte lo encontramos por casualidad en el sitio más insospechado, La Ribera Navarra, un restaurante familiar de los que encuentras por casualidad regentado por una simpática familia en la desembocadura de Ponzano con José Abascal. Tentados por la tapa de Arriero con gambas finálmente decidimos apostar por el menú del festival, total, sólo eran 25 euritos. Chistorra de Navarra, ensalada de cogollos de Tudela y de segundo un bacalao a la parrilla espectacular (mi compi se metió un entrecot de buey de miedo). Y de postre tarta de cuajada con chocolate. El trato fabuloso, rápido y cercano. Nos vino muy bien para quitarnos de tanto glamour pomposo y mal servicio que sufrimos en otros sitios. Y por supuesto que no pudimos resistirnos a terminar la velada con un G’Vine con tonica y una uva de aderezo que nos sirvieron con esmero. Lo mejor del Festival, definitivamente.

Gastro Festival 2012 además también tiene otras propuestas. Firmas de moda al servicio de la gastronomía se dan cita en diversos espacios comerciales del circuito; también un número bastante notable de galerías de arte se unen a esta apuesta. Encontraremos alguna sorpresa en La Filmoteca y en Microteatro por Dinero. Pero todo esto forma parte de otro capítulo que hay que vivir mañana, ¿por donde empezamos?

Zäpp Amezcua

antoniamagazine-gastro-gastrofusion-JoseBarea_

antoniamagazine-gastro-gastrofusion-Neilson_BarnardGetty