Clipvisión: Melodifestivalen 2013, Suecia rules!

antoniamagazine-Melodifestivalen-front
SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Por una vez, sin que sirve de precedente, me salto las normas de esta sección autocreada para no hablar de videoclips sino de un festival, casi podríamos llamarlo EL FESTIVAL: El Melodifestivalen es el festival sueco que se realiza para seleccionar la canción que va a Eurovisión. Visto así puede sonar a cualquier otro programa que hace esto en un país europeo, pero no, los suecos son más molones: 4 semifinales, 1 ronda de segunda oportunidad y una gran final. No puedo evitar dedicarle al menos un número para hablar sobre alguna de las canciones que más me han gustado de esta última edición.

David Lindgren “Skyline”

Era uno de los favoritos del festival. Buena puesta en escena, coreografía y un David que se encontraba, feliz, alegre y con un divertido jugueteo cómplice con el espectador. Sin duda la realización de esta actuación fue de lo mejor con diferencia: David acompañado por varios baiarines hicieron un hit, pero no convenció finalmente al público. El año pasado se presentó con otro temazo llamado “Shout it Out”

Anton Ewald “Begging”

Un chavalín con un punto cuasi andrógino que ya era experto en estas lides al menos como bailarín para dos de las actuaciones del año pasado. En esta ocasión mucho tocamiento de paquete ante un tema muy pop, acompañado por dos bailarines con los que se sincronizaba a la perfección.

Sean Banan “Copacabanana”

Sean Banan podrían compararlo con el Chikilicuatre español, con la diferencia que Sean tienen mayor estilo, y morbo que el producto patrio. Una actuación donde no faltaban referencias, chistes y guiños a temas de actualidad y del festival. Buena coreografía, risas aseguradas y un estribillo contagioso a más no poder. Todo un espectáculo que demuestra que se puede hacer el payaso pero con estilo.

Martin Rolinski “In And Out Of Love”

Sin duda uno de mis favoritos, sin siquiera escuchar la canción, era Martin. Fue el líder del grupo musical sueco BWO, que se había presentado en cuatro ocasiones al festival. En esta ocasión él en solitario lo hizo con un tema de ecos a lo Modern Talking, un ascensor y pintura con la que jugaban las bailarinas. Espectáculo puro y duro.

Erik Segerstedt & Tone Damli “Hello Goodbye”

La actuación es un clásico de este tipo de festivales, como en Eurovisión: chico y chica cantan una canción bonita, casi de melodía Disney. La anécdota viene que en uno de los ensayos de estos días pasado Tone se encontraba fuera en un rodaje, así que en su lugar metieron a Mattias Andréasson, que hizo el papel de ella. Acabaron con un bonito beso en la boca. Es la típica canción que uno escucha y no puede dejar de tararear. 

Army of Lovers “Rockin’ The Ride”

El grupo se había reunido, después de muchos años, con su formación original para participar en el festival. Había muchos ganas, más sabiendo que el tema estaba compuesto y producido por Gravitonas (el actual grupo de Alexander Bard). Consiguieron hacer una actuación divertida, cachonda, lo cual parecía ser su objetivo. Una especie de Scissor Sisters suecos, aún más excesivos y con un peculiar vestuario.

Robin Stjernberg “You”

Respaldado por haber quedado el segundo en una de las ediciones de Idol, casi podíamos decir que está teniendo un recorrido como el de Rosa López, porque ha perdido unos cuántos kilos desde su salida del programa y… finalmente ha sido el elegido para representar a Suecia en Eurovision: una canción muy al estilo de James Mars, con fuegos artificiales y mucha intensidad.

Eddie Razaz “Alibi”

Tenemos al hombre que nos ha puesto a todos a cien, a tope, que ha hecho que estemos pepino durante la actuación y minutos posteriores. No sólo ha hecho eso, sino que también llevaba un buen tema. Una coreo con bailes, juego de efectos con las cámaras y sonando a hit. Él nos tenía embelesado. La gran injusticia fue que se quedara en su semifinal y no llegara a la final ¡Que menos que verle dos veces!

Swedish House Wives “On Top Of The World”

Otra injusticia de este año: Que este temazo no haya pasado a la final. Otra cosa hubiera sido que ganara o no, pero al menos a la final tenía que ir. Tres mujeres embotadas en trajes que se nota que les había costado meterse, con ventiladores desde el minuto uno, bajando una escalera en plan divas totales… Se busca a dos amigos que quieran unirse para hacer una recreación de esta actuación en homenaje a que no han pasado. Recompensa: Hacer el ridículo en algún garito de mala muerte.

 

Extra: Los amantes del pop sueco estuvieron muy contentos que en una de las semifinales uno de los eternos aspirantes a ganar el Melodifestivalen, al estilo de BWO, actuaron con un medley de algunos de sus temas. Ellos son Alcazar. Lo bueno de este grupo es que todo lo que tienen son hits, así que fue un placer escucharles enlazar el “Stay the Night” con “Alcastar” y acabar incluyendo a Danny Saucedo, con el look del grupo, cantando “Not a Sinner Not a Saint” con el que cerraron la actuación. 

Queda demostrado porque el Melodifestivalen debe ser un ejemplo a seguir por el resto de países europeos de como se hace una selección de una canción… Claro ahora sólo nos falta su presupuesto. C’est la vie.

Por Fernando Bajón