Las canciones más sexy de la historia

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Serge Gainsbourg/ Jane Birkin – Je t’aime… moi non plus.

Esta canción la compuso y grabó Gainsbourg un año antes para y con Brigitte Bardot, con la que mantenía una relación en aquel momento, pero la actriz no quiso editarla al acordarse que estaba casada con Gunter Sachs (magnate del Playboy). Ese mismo año Sergei conoce a Jane Birkin en un sarao de la época, en un baile lento le pisa y acaba dormido y borracho en la cama del Hilton parisino mientras la Birkin está escondida en el baño. Pero, pese a este inicio tan poco prometedor y la brecha generacional (40 años él, 20 años ella) nació un romance.

La canción es una oda al amor carnal, erótico, en contraposición al amor sentimental que le expresa ella.

A pesar de la censura radiofónica tuvo un indiscutible éxito en toda Europa alcanzando el nº 1 en ventas en el Reino Unido. Entre las versiones más destacadas encontramos a los alemanes Einsturzende Neubaten, Nick Cave con Anita Lane, Pet Shop Boys con Sam Taylor Wood, Cat Power, Placebo, Kylie Minogue, Psychotic Tv o los aragoneses La Costa Brava.

Madonna – Erótica

Esta canción pertenece al quinto trabajo discográfico de la diva, que fue publicado con el mismo nombre en 1992. La Madonna más oscura de cuantas conocemos. ‘Erotica’ trajo consigo su más fuerte abrazo con el público gay. Tan injustamente ignorada por los críticos como sobrevalorado por sus fans, el álbum ‘Erotica’, ligado al libro ‘Sex’, tenía algunas buenas ideas, pero todas se extendían demasiado. Con todo, un riesgo de disco cuyos sonidos electrónicos no han envejecido nada mal a pesar de haber sido producidos en 1992. La letra, hablada, como en ‘Justify My Love’, todavía hoy supondría una pequeña revolución.

Frente al contenido mayormente dance y de balada del álbum, esta canción resulta una rareza casi experimental: con una línea melódica muy difusa, la mayor parte del texto no es cantado sino recitado, y la parte instrumental recae en ritmos, percusión y samples de ruidos metálicos que recrean el sadomasoquismo. La canción arranca con ruidos de un disco de vinilo antiguo; para evitar equívocos, el cuadernillo del álbum advertía de que tal efecto era intencionado y no una deficiencia del cd. Después se replican unas pocas notas muy graves, y otras de piano deslavazadas como una vieja melodía tocada con desgano. Por toda la canción se suceden ruidos propios de un garaje o nave industrial, combinados con samples de piano, saxofón y otros instrumentos clásicos que recrean una estética decadente, como de cabaret. El resultado es una producción rica de matices e inquietante, pero difícil de tararear.

La letra plantea un diálogo entre Madonna/Dita y su amante, a quien propone participar en varios juegos de sadomasoquismo: “Seré tu ama esta noche”, “Te trataré como a un niño”, “Te conduciré como a un camión”, “Quiero ponerte en trance”. La canción asocia dolor y placer. No hay palabras explícitas, pero el tema resulta perturbador para una canción pop dirigida a un público masivo de radiofórmulas…

Donna Summer – Hot Stuff

Lanzada en 1979 como el primer single del álbum ‘Bad Girls’ de la cantante estadounidense Donna Summer, Hot Stuff (Cosas calientes… oh yeah!) es sinónimo de uno de los singles más exitosos de la historia musical. Hasta antes del lanzamiento masivo del single, Summer ya se posicionaba como una leyenda de la música disco pero esta canción en particular mostró, además de los clásicos ritmos disco, una gran influencia proveniente del Rock mostrada a través del solo de guitarra de la mano de Jeff “Sunk” Baxter. Algo nunca antes visto en ninguna de las canciones de Summer.

El éxito no se hizo esperar, y pronto llevó a Summer a recibir el Grammy por mejor interpretación de Vocal Rock femenino, haciendo de ella no sólo la primer artista afroamericana en lograr esa hazaña, sino también la primer mujer en ganar un Grammy a la Mejor Interpretación de Vocal Rock.

Quizá sea por tanta calentura o por la necesidad de “traer un hombre salvaje a casa”, Hot Stuff se coloca en el puesto #104 de la lista de “the 500 Greatest Songs of All Time” de la revista Rolling Stone. Definitivamente, si hay canciones que en verdad garanticen el éxito de una fiesta, ésta es una de esas canciones.

Rod Stewart – Da Ya Think I’m Sexy

‘Da Ya Think I’m Sexy?’ es una canción del músico británico Rod Stewart, que fue publicada como single en Diciembre del año 1978 promocionando su disco ‘Blondes Have More Fun’ , que fue el paso esencial para que este carismático artista alcanzara la cima de la fama mundial. A pesar de que tuvo muchas críticas por su nuevo estilo musical más cercano al Pop y al Disco y que estaban bastante alejados de sus desgarradoras baladas y el “power” del Hard Rock de antaño, gracias a estas melodías el blondo cantante logró traspasar su música a varias generaciones y cambios musicales que pasaban por el mercado.

La canción también hizo historia, es que dejó a Stewart como un adelantado en lo que se refiere a promoción y marketing de sus productos. Primero, realizó un llamativo videoclip para promocionar la pieza en MTV, luego decidió lanzar una versión en 12″ que sólo era para coleccionistas, ya que se editaron sólo 300 mil copias. Y un año después lanzó una versión limitada del LP que incluía en pequeño libro con imágenes inéditas de la grabación y un póster con la cara de Stewart, con el fin de que las damas corrieran por su disco.

Pero el éxito de la canción no estuvo alejado de la polémica. Es que mientras la canción sonaba en las radios a cada rato, apareció en los medios el emblemático músico brasileño Jorge Ben, quien presentó una demanda por plagio, ya que aseguraba que Rod había copiado parte de la base musical de su pieza “Taj Mahal”. Ante esa problemática, el bueno de Rod decidió tapar la polémica donando parte de las ganancias del single y del disco a la UNICEF.

Marvin Gaye – Let’s Get It On

Un tema de Marvin Gaye, uno de los más grandes representantes del sonido Motown y con Let’s Get It On, intérprete de una de las canciones más sensuales de la historia.

No podemos dejar de destacar la gran carga lujuriosa de la canción a la que el propio Marvin Gaye le atribuyó “efectos afrodisíacos”. Incluida en el disco al que le dio nombre, ‘Let’s Get It On’ (1973), la canción le da forma a toda una lista de temas que enaltecen el deseo carnal del hombre tratado desde la picardía, desde la fantasía.

Y no hace falta más que ver una interpretación en vivo de Let’s Get It On de Marvin Gaye para notar desde qué lugar el cantante le “habla” a esa mujer ficticia –o no– a quien le canta este tema. Desde sus gestos y movimientos hasta las variaciones de su voz son sus instrumentos para elaborar desde el escenario un cortejo travieso, natural, de disfrute, de libertad, pero no por todo eso menos erótico. Y claro, el susurro final de “déjame apagar la luces” deja a la audiencia rendida ante las insinuaciones del ahora símbolo sexual que se pasea por el escenario.

Se trata, de principio a fin, de un homenaje a la seducción. Es difícil decirle que no a Let’s Get It On. Afrodisíaca o no, su invitación a mover el cuerpo al ritmo de sus sonidos surte efecto en el momento que sea…

Olivia Newton-John – Physical

‘Physical’ es el primer sencillo del álbum homónimo de la cantante y actriz Olivia Newton-John. El tema fue lanzado en septiembre de 1981 trepando sin descanso los escalones del top Billboard Hot 100 hasta llegar al n.º 1. Fue en noviembre cuando llegó a la cima y durante 10 semanas se quedó ahí, en lo más alto superando a The Beatles, que habían permanecido nueve semanas en ese mismo puesto con ‘Hey Jude’ en 1968.. El éxito inmediato de ‘Physical’ la convirtió en disco de Platino convirtiéndose en el mayor éxito de Olivia Newton-John y uno de los más populares de los 80’s. Escrita por Steve Kipner y Shaddick Terry, y producida por el eterno colaborador de Newton-John, John Farrar, originalmente fue escrita para que la interpretase un hombre, en concreto Rod Stewart, pero al final acabó en boca de Olivia.

El famoso solo de guitara pertenece a Steve Lukather, guitarrista del grupo Toto. Un empujoncito hacia el éxito total se lo dieron varias cadenas de radio que se negaron a emitir la canción por su alto contenido violento- sexual, ¡el morbo siempre vende!. El videoclip de Physical, también uno de los más célebres de la historia del pop y ganador de un Grammy, fue censurado por incluir escenas gays, algo inédito en 1981. Fue presentado en Pop-Up Video en VH1 y tienen el honor de ser el primer videoclip emitido en el show de Beavis y Butt-Hea. La portada del álbum que contenía el sencillo, también titulado ‘Physical’, fue definida como la más caliente que se había hecho nunca gracias a la fotografía casi onanista que el fallecido Herb Ritts le hizo a Olivia Newton-John en una playa de Hawái. Recientemente ha sido renombrada ha sido nombrado la canción más sexy de todos los tiempos de nuevo por la revista estadounidense Billboard. La canción ha sido versionada por un buen puñado de cantantes y grupos y hasta actores desde. Me chifla la la versión de Goldfrapp!.

Divinyls – I Touch Myself

‘I Touch Myself’, ¡cómo suena esto para ser titulo de una canción! Es el título de uno de los temas más sensuales que conozco. El grupo de pop-rock australiano Divinyls necesitaron 5 discos, una pizca de inspiración y porque no reconocerlo, un poco de ayuda para que su voz cruzara océanos, montañas y desiertos. Si ayuda, porque la canción, aunque como compositora principal figure Christina Amphlett, cantante del grupo, salió principalmente de los prodigiosos celebros de Tom Kelly y Billy Steinberg, compositores profesionales, culpables de éxitos como: “I’ll Stand by You,” “Like a Virgin,” “Eternal Flame” o “True Colors” entre otros.

Corría el año 1991 cuando salía a la luz la esta maravillosa canción que llegaba acompañada de un video musical a la altura. Tenía yo unos 12 años cuando descubrí el video y cada vez que veía a Christina “tocándose” delante de mí, aún no imagina el efecto que producía ese acto en el sexo masculino… “I Touch Myself” forma parte del quinto disco del grupo, titulado Divinyls y es el único gran éxito del grupo. Alcanzó el N. º 1 en Australia y el Top 10 en casi todo el mundo. Como todos los grandes éxitos, y este en especial por su jugosa letra, “I Touch Myself” fue versionado por una gran numero de artistas y grupos pero esta vez ninguna que merezca la pena ser mencionada.

Como curiosidad en muchas páginas web figura como que Blondie hubiera versionado la canción pero es un dato erróneo y se debe especialmente al tono de voz de las dos cantantes, muy parecido. La canción también forma parte de la banda sonora de películas como “Hechizo de un beso” o “Austin Powers”.

Joe Cocker – You can leave your hat on

“You Can Leave Your Hat On” es una canción escrita por Randy Newman para su album Sail Away de 1972. Pero la versión más famosa de este tema fue la del cantante Joe Cocker hecha en 1986 para el film de Adrian Lyne titulado ‘9½ Weeks’ donde es parte de una famosa escena de striptease a contraluz hecha por una sensual Kim Basinger y que ha pasado a la historia como una de las escenas más sexy y eróticas de la historia del cine y que convirtió a la rubia en un símbolo sexual que aún permanece grabado en las retinas de nuestros padres y hermanos…

En la letra se puede apreciar que el cantante está llamando a su pareja para un preludio a un encuentro sexual, tal vez un striptease u otra fantasía (de hecho después de su uso en la película de Lyne se hizo un clásico del striptease). El vocalista, en la mayoría de las grabaciones de este tema, es de sexo masculino, y presumiblemente se dirige una mujer, debido a que la letra dice “Quítate tu vestido” pero nosotras os animamos a que intentéis que vuestros Pepes os hagan uno!. Los versos de la canción son cortos, y el coro que se repite es simplemente el titulo de la canción (en español sería “puedes dejarte el sombrero”) lo que le da un toque bastante sensual a esta canción que parece provocar una especie de alteración romántica en quien la escucha. El mismo Cocker declaró haber recibido muchos elogios por parte de maridos muy agradecidos de haber disfrutado de un striptease de sus señoras que aunque sean por una noche, dejaron de ser unas marujis para convertirse en el objeto de sus más profundos deseos.

Robert Palmer – Addicted to love

El ‘dandy inglés’ logró la cima del éxito con su LP Riptide (1986) que explotó comercialmente gracias a ‘Addicted to Love’, canción que fue promocionada con uno de los videos más populares de la historia de MTV, en el que Palmer cantaba mientras cuatro hermosas mujeres con minifalda negra “tocaban” los instrumentos detrás suyo. Esta idea visual fue repetida por el mismo cantante varias veces y copiada hasta la saciedad por otros artistas. Estos logros permitieron que cultivara una imagen de playboy mujeriego que se alejaba completamente de la realidad, pues era un tipo tranquilo y monógamo, que mantuvo una relación por 20 años con su colaboradora, Mary Ambrose. La crítica lo tildó como un músico preocupado más por la forma que por el fondo, algo discutible si se escucha la variedad de estilos presentes en sus producciones.

La llegada de la nueva década cambió los gustos musicales. El grunge y la movida underground inundaron los medios y Palmer ya no tendría un éxito a nivel mundial como los de antaño. Siguió sacando discos y experimentando con su eclecticismo, pero su momento ya había pasado. Sólo la nostalgia lo mantuvo rodando en circuitos pequeños, en especial en Europa, hasta que un ataque al corazón lo encontró en París, a los 54 años. Pero ya sea jugando con los estilos, vistiendo trajes de diseñador mientras rockeaba o rodeado de lindas mujeres, Robert Palmer dejó una marca imperecedera en nuestros corazones.

Roger Waters – Sexual Revolution

Roger Waters ha cumplido con un par de tareas titánicas para cualquier protagonista de la historia del rock como él. No sólo ha demostrado que existe vida después de haber sido parte de un grupo tan relevante como Pink Floyd.

En 1984 lanzó su primer proyecto en solitario, The Pros and Cons of Hitch Hiking, un proyecto que trata sobre los sueños que tiene un hombre una noche. Trata los sentimientos de Waters respecto a su matrimonio fallido con Judy Trim, el sexo y los pros y contras de la monogamia y la vida familiar en contraposición a «la llamada de lo salvaje». El personaje principal, Reg, finalmente elige el amor y matrimonio frente a la promiscuidad. El disco cuenta con la colaboración del guitarrista Eric Clapton, el saxofonista de jazz David Sanborn y el diseño artístico de Gerald Scarfe. El crítico de Rolling Stone Kurt Loder describió ‘The Pros And Cons Of Hitch Hiking’ como “un disco extrañamente estático y un tanto repulsivo”. La revista le concedió la puntuación más baja: una sola estrella. Por otro lado, Mike DeGagne de Allmusic alabó el disco por su, “ingenioso simbolismo” y por su “uso brillante del flujo de consciencia dentro de un reino de subconsciencia”, otorgándole cuatro de cinco estrellas posibles. Yo os digo que decidáis por vosotras mismas lo que os parece, ya sabemos cómo se las gasta estos críticos…

Como colofón os dejo una lista de Spotify donde podréis escuchar canciones para todos los gustos y con una sola cosa en común: el SEXO!