Records Store Day: Pero, ¿Sigues comprando discos?

Captura de pantalla completa 16042016 134643.bmp
SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Sí, sigo comprando discos. Es más, compro discos físicos. Aún os digo más ¡Compro CDs! ¿Os acordáis de aquel objeto llamado discman? ¿O cuándo los ordenadores tenían lectores?. El mío aún lo tiene. Todo esto viene al caso del Records Store Day.

Pero, ¿quedan tiendas de discos? Sí, son muchos enigmas los que os estoy planteando. Y sí, quedan algunas tiendas de discos en las ciudades. Pocas, para que negarlo. Aunque se ha extendido las tiendas online que permiten que compremos discos a Japón desde la otra punta del mundo.

Una buena parte de la escena alternativa realiza ediciones de los discos muy cuidadas, menos valor que el quedan los grupos de las listas de éxitos donde el formato parece que no es importante. Sin ir más lejos nos encontramos con el último disco de Love of Lesbian, El Poeta Halley, que sin entrar en valoraciones musicales se edita en un formato libreto de esos que dan gusto abrir y repasar. Hace tres años el maravilloso, por dentro y por fuera, The Golden Age de Woodkid se editaba en una edición deluxe en formato libro, con bordes dorados, ilustraciones, una novela y las letras de las canciones. Incluso en la autoedición hay formatos que, dentro del presupuesto, son dignas de tener en casa como Repostería de Cornelia, con una única edición de 200 copías que fue realizada en Japón, o Santa de Zahara, una joyita en formato doble CD con poemario y portadas intercambiables que editó en su propia discográfica creada para poder editarse sus propios discos tras sus experiencias con discográficas.

Por otro lado es interesante que si te falta algún CD, eres un coleccionista de pro o  te encantaría hacerte con ese CD promocional que se envió a radios hace no sabes cuantos años, existen varias webs de discos interesantes. Quizás la más conocida, y completa, es Discogs. No sólo es una web donde poder vender y comprar discos, también es la mejor base de datos de discos. Sólo echarle un ojo y tener cuidado, es adictivo para los coleccionistas. La versión “nacional” sería Todocoleccion, donde es más fácil encontrar material extraño, raro o promocional de grupos españoles.

Así que, amigos, si sois aún de los románticos que compráis discos investigar esas tiendas que tenéis en vuestras ciudades. Si no tenéis esa opción, investigar en la red porque no sólo de tiendas físicas vive el mercado y, desgraciadamente, cada vez menos.

¡Feliz día de las tiendas de discos!