Iria Corredoira la directora de vestuario que nos enamoró

Entrevistar a una amiga siempre tiene el riesgo de que ‘se te vea el plumero’ porque no sabes si el tono es el correcto o las preguntas están hechas sólo con la intención de dar a conocer al mundo todo aquello que te fascina de ella sin sacar a la luz ningún defecto. Os recomiendo encarecidamente que visitéis su web IRIAC!

Pero el caso de Iria no me presenta este compromiso ya que su pasión, su trabajo, su sueño es ella misma. Sólo necesitas asomarte a su trabajo, echar un vistazo a sus proyectos para conocer afondo a una chica que ‘antes muerta que sencilla’ nunca ha renunciado a sus sueños aunque perseguirlos la hayan desarraigado de su tierra y la hayan llevado lejos de su familia y amigos. Iria y no nos conocimos por la música, me encandiló con su energía, por su manera de ver y enfocar una profesión tan desvirtuada socialmente y me enamoró con su acento gallego. Iria es un ejemplo de TRIUNFADORA, ha triunfado porque básicamente está intentando ganarse la vida con lo que ama y lo está consiguiendo…

Iria, de mayor querías ser…
Creo que nunca me lo plantee hasta de descubrí una escuela de Arquitectura de Interiores en mi barrio de Madrid, el IADE en Claudio Coello. Mi abuela tiene unos dibujos míos que hice con 7 años en los que dibujaba hasta los cables de las lámparas. Hacía casas de muñecas con cajas de galletas, colocaba las cosas en casas ajenas hasta que me parecía que ‘así estaban más bonitas’ y mi madre dice que yo siempre quería poner y decorar la mesa. Parece que todo el mundo lo sabía menos yo…

¿Cuándo te das cuenta que querías dedicar tu vida a la moda?. ¿Hay precedentes familiares con el mismo amor por la profesión?
Pues otra vez parece que la profesión me eligió a mí, llamé a Zara justo cuando acabé la carrera porque quería trabajar allí diseñando las tiendas y tal… Pero ellos, después de una entrevista que duró casi un día entero, decidieron que me querían diseñando ropa. Me encantó ese trabajo, fue como hacer un máster, estoy muy agradecida al grupo pues aprendí muchísimo, sobretodo a tener ‘visión comercial’, hay cosas que no se me han olvidado nunca.
Mi madre es decoradora y su marido pintor acuarelista, mi hermana Ros es diseñadora de complementos, tiene una marca preciosa, se llama CASTOR POLUX y mi hermano Pedro es realizador de películas publicitarias, cuando trabajamos juntos nos entendemos muy bien, todo el mundo le adora y yo me siento como en casa. He crecido entre pinceles, telas, películas, escalímetros y toneladas de ropa. Ahora el noventa por ciento de mis amigos tiene una profesión artística o relacionada con algún arte, de cocineros a actores, mola porque es muy inspirador tener todo esto cerca.

iria

¿Qué formación has realizado hasta la fecha que te haya ayudado a marcar los pasos de tu carrera profesional?
Diseñar es ‘solucionar problemas’, y para mí decorar un salón, diseñar un bolso, vestir al casting de un spot o pensar en lo que quiere que pase en un evento tiene el mismo proceso de producción. Cuando tienes una cabeza analítica y creativa en cuanto el ‘problema’ se te planta delante no puedes quitártelo de la cabeza hasta que aparece la idea y entonces haces lo que sea para conseguirlo. Quiero aprovechar y decir desde aquí que las ideas no son gratis, amigos. Eso del “esto lo hago yo” me hace mucha gracia…

¿Con qué proyecto nace tu carrera profesional?
Cuando me preguntan a que me dedico me cuesta contestar una sola cosa y ser clara pero dicen los chinos que las cosas fáciles de definir no fluyen, así que “let it flow”…

¿Quién o qué te inspira a la hora de afrontar un nuevo proyecto?
Pues depende, pero por ejemplo a mí los espacios me hablan, me dicen cosas que necesitan [esto suena muy Iker Jiménez, jajaja] no sé como explicarlo pero desde ahí empiezo a desarrollar el proyecto… A lo mejor es que es intuitivo. Mi estilo favorito se conoce como “Hollywood Regency” que es como el estilo Regencia inglés del S. XIX pero como de peli de los años 30, es genial, potente y muy flexible a la hora de elegir colores y mobiliario, me encanta porque hace los espacios muy acogedores. Yo soy muy Horror Vacui, tengo bastante peligro llenando casas, está bien tener un cliente porque eso te para los pies.
Y con las personas simplemente quiero que den lo mejor de sí, potenciar sus características físicas y sus personajes, la publicidad no es moda. No son modelos de 1´80 y tallas perfectas, no es tan fácil que les quede bien la imagen que has pensado para ellos, además el producto anunciante es el protagonista, el actor debe estar ahí, con su ropa, pero muchas veces el trabajo bien hecho es el que pasa desapercibido.

iria4

Arquitecta de interiores, directora de vestuario, estilista, diseñadora de moda, asesora creativa, productora de eventos, cool hunter, redactora… ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Y lo que menos?.
Lo que más es que no me aburro ni me canso porque siempre es diferente, lo que menos que muchas veces no se valora la idea los suficiente, la gente no entiende que sin idea no hay nada! (este tema parece un topicazo y sé que me estoy repitiendo, pero es que cada vez es más violento defenderlo y hacerlo valer) y que también hay mucho intrusismo chapucilla que perjudica la imagen de los profesionales.

¿Cómo definirías tus propuestas? ¿Cuál es tu ‘marca de la casa’?
Yo necesito entender el proyecto y hacerlo mío, por difícil que sea. Hasta que lo consigo y está perfecto, no paro. No lo sabría definir cual es ‘mi toque personal’, pero está ahí.

¿Es difícil trabajar como estilista en España?.¿Por qué?
Para mí la verdad es que nunca ha sido difícil, pero si es cierto que sobretodo en el mundo audiovisual los equipos son como familias, siempre suelen ser los mismos, “meter la patita” en un equipo no es fácil, pero una vez dentro lo más probable es que te quedes a formar parte. Ahora mismo los proyectos tienen menos presupuesto que nunca y hay menos, pero eso es un reto añadido que a mí no me disgusta del todo.

¿Eres de las que piensan que los ‘contactos’ profesionales han determinado tu carrera profesional o eres de aquellas que se las han ingeniado perfectamente solas?
Pues para mí una cosa no quita la otra… pero yo, al ser autónoma y como se dice ahora ‘emprendedora’ he tirado para adelante sola en todo. Monté mi primera empresa con 22, me mudé a Londres con 32, he aceptado trabajos que nunca había hecho antes y todo esto con alegría y decisión. Lo importante es no tener miedo nunca, eso lo paraliza todo.

¿Cuántas especialidades dentro del mundo del diseño has desarrollado hasta el momento? ¿Cuál es tu favorita o en cuál te sientes más cómoda?
No lo sé muy bien, pero básicamente se centra en la moda y la decoración.
Ahora mismo, el de vestuario. Me gustaría que pronto me surgiese la oportunidad de hacer una peli. Cuando el proyecto es agradecido con el vestuario ese trabajo es maravilloso.

iria5

Has trabajado en muchos proyectos interesantes dentro del ámbito del audiovisual, ¿cuál ha sido tu mejor trabajo en este terreno?
Pues ya he rodado como unos 60 anuncios y tengo algunos favoritos como el de Luengo: “Speech”, fue un proyecto genial, todo el equipo aportó muchísimo y fué muy premiado. Otros como el de Obra Social Caixa Galicia: “Tu fuerza, nos mueve”, ese fue un rodaje enorme y súper profesional, un gustazo. Lo más difícil quizá con McDonalds y Coca Cola, lograr que el cliente se quede encantado es un gran éxito!

 

Hace un par de años decides instalarte en Londres, ¿qué te hace tomar esta decisión?.
Pues la verdad es que siempre había tenido ganas de vivir fuera de España y nunca había podido hacerlo por tener otros compromisos, de repente ví que era el momento. Cuando estuve rodando en Nueva York me di cuenta de que mejorando el idioma mi profesión se podría desarrollar exponencialmente, es un mundo un tanto superficial y debes sonar profesional, en publicidad hay mucho dinero en cada rodaje. A Estados Unidos no podía ir sin Green Card así que: dos más dos igual a Londres.

¿Está más profesionalizado, reconocido o respetado tu trabajo fuera de España?.
Desgraciadamente sí, fuera de España se entiende el valor de la creatividad y del creativo, se entienden y apoyan las dificultades del artista. Es muy fácil conseguir becas, préstamos, descuentos, no pagar impuestos mientras te formas porque creen que lo tendrás más fácil para ser un mejor profesional en SU PAIS y eso es lo que les importa, tener a los mejores. Valoran muchísimo que emigres para hacer lo que quieres, creen que ya tendrás tiempo de pagar tus estudios y tus impuestos cuando ganes dinero allí, con y para ellos. En España te acribillan a pagar y no hay ayudas para estudiar ni para emprender un proyecto. Es imposible concentrarse en tu producto y cuando lo tienes vienen otros y te roban la idea como si no valiese nada. Esto pasa en todos los ámbitos artísticos, los que estén en ello entenderán porque insisto tanto. Me da pena porque España vale mucho.

Recientemente has sido elegida como una de las jóvenes creadoras españolas de 2014 por la Oficina de Cultura y Ciencia de la embajada Española en UK, ¿cómo sienta que tu trabajo haya sido reconocido fuera de casa? ¿Te imaginas recibir un reconocimiento así en España?
Pues como es lógico y de bien nacido me ha encantado y, para ser sincera, sorprendido a partes iguales. Al ser de la Embajada Española es un poco como no ser profeta en tu tierra pero sí en tu embajada! No? jajaja

¿Cuál es tu siguiente paso?. ¿En qué proyectos te vas a embarcar estos próximos años? ¿Vamos a ver el desarrollo de una marca propia?
Pues la verdad es que quiero volver a Madrid, echo de menos la manera en la que pasan las cosas allí, es una ciudad genial, llena de creatividad y oportunidades y quiero formar parte de ellas llevando conmigo mi experiencia anglosajona.
Realmente yo no soy diseñadora de moda, la verdad que no soy ni estilista, lo mío se llama Dirección de Vestuario, yo elijo ropa o la diseño supeditada a un personaje, está a su servicio. El estilismo es al contrario, la ropa es la protagonista y la modelo la percha. Y aunque he diseñado ropa para grandes empresas, y no descarto volverlo a hacer, nunca me ha interesado crear una marca propia. Ahora mismo prefiero perfeccionar las ideas de otros aportando las mías y arrimar el hombro en equipo más que arrancarme con cosas nuevas, tengo más ojo crítico e interés por producir que ínfulas por firmar. La unión hace la fuerza.

¿En qué momento está la moda española?
Pues estoy muy desconectada, la verdad. Sigo a mis amigos de toda la vida que son geniales pero por ejemplo me ha sorprendido gratamente lo que ha hecho Josep Font con DELPOZO, me parece precioso. Pero no me atrevo a dar una crítica al respecto. Pero bueno, en la calle supongo que está como siempre, si veo un español por Oxford Street lo identifico al segundo sin que abra la boca… (risas).

Por MJ Garrido