Fredeswinda Gijón, entrevista de portada

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Castilla es ancha y plana como el pecho de un varón nos recitaba Machado hace ya casi un siglo. Toda esa inmensidad que guardan los pueblos y las pequeñas grandes tierras siempre ha sido transmitida a las grandes ciudades por esos meandros de emigrantes de provincias que se refugiaron en las grandes ciudades en busca de un sueño: un futuro. Nuestra chica de portada de este més representa todo eso y más, provinciana de pura cepa y de esa Castilla la Mancha que tanto ha brillado en el cine y la literatura. Su nombre es Fredeswinda Gijón, una gran actriz manchega cuya carrera artística en Madrid se ha convertido en un auténtico Etna en erupción

entrevista

Lo primero de todo agradecerte lo fácil que nos has puesto el trabajar contigo. Es todo un placer.
Bueno… gracias a vosotros. El placer ha sido mío. Un gusto estar rodeada de tanto profesional.

Chica de portada, ¿qué siente una chica de provincias cuando tras años de esfuerzo y lucha se ve en la portada de un magazine?
Es emocionante que una revista como la vuestra crea en tu talento, de alguna manera esto es un pequeño empujón para seguir y saber que no lo estás haciendo demasiado mal…

Procedente de la Mancha. ¿Qué sentiste cuando abandonaste tu tierra?
A ver, me fui antes a estudiar a Córdoba que he de decir que estoy muy orgullosa de salir de una escuela como la ESAD de Córdoba de la que han salido compañeros y amigos como Inma Cuesta, Luz Valdenebro, María Morales, Alvaro Morte y compañías como Salmorejo Teatro. Quería mencionarlo porque creo que somos una generación bastante buena y currante que está despuntando en la escena, en el cine y en la tv, todos provincianos… como yo (sonríe). Y volviendo a lo que me preguntabas, en cierto modo no siento ese desapego y nunca lo sentí porque he trabajado en mi tierra hasta hace muy poquito con compañías Castellano Manchegas. Nunca podría desvincularme totalmente porque forma parte de mí y de quien soy.

¿Qué obstáculos has ido encontrando en la gran ciudad?
¿A nivel laboral?… todos!! Uno piensa que llegará a Madrid y tendrá castings todos los días, que un día te verán en los escenarios y te descubrirán y mil cuentos de hadas más, que por otra parte son clichés americanos al fin y a cabo porque en España los grandes han llegado con esfuerzo, trabajo y mucho escenario. Dista mucho de la realidad, los castings de producciones grandes son cerrados , al único medio que se puede acceder por casting es a televisión y solo si tienes representante, que es casi un imposible. Así que, o eres camarero y haces castings de publicidad y te gastas el sueldo en pagar cursos millonarios o no te conformas con salir de figuración codeándote con familias que lo hacen por entretenimiento después de tener tu trayectoria laboral; eso o empiezas tus propios proyectos que cuando eres más joven y sin recursos, y ahora sin ninguna subvención, es como tirarte al vacío. Sí!! así está el patio, y cuando vienes de trabajar con compañías profesionales con salario normal y encontrarte con condiciones como que no te pagamos ensayos, el 50% de los beneficios de taquilla se los queda la sala, etc… tienes la sensación de que el llegar a la capital es ir hacia atrás en tu carrera, no hacia delante como esperabas.

¿Ser de provincias es un hándicap en tu profesión? ¿Y en general?
Para Nada. Aquí todo el mundo es de provincias, de hecho creo q he trabajado con muy poquita gente de Madrid Madrid. A nivel actoral no he tenido ningún problema, supongo que es porque vengo de una tierra de mucho teatro y conocida por el Festival de Teatro Clásico de Almagro, que al ser internacional es conocido y valorado en la profesión.
Y en General no, pero sí recuerdo al llegar, mi primera casera en el barrio de la Latina me llamaba “provincianita” como algo despectivo o burlón, como un “pobrecita”. Yo sólo podía quedarme con los ojos como platos, no podía ofenderme ser de pueblo. Madrid me encanta, amo Madrid. Recuerdo venir mucho con mi familia a visitar parientes “los de la capital” y que mi madre me decía: ”agarra mi mano que Madrid es muy grande y te puedes perder”. Y fíjate que nunca me podría imaginar que esa frase es la que más definiría mi gusto por esta ciudad, porque es muy grande y te puedes perder.

Has trabajado en series para TV, teatro, danza, cortometrajes; has hecho de directora y auxiliar de dirección, coreógrafa… ¿Has dejado algo para los demás?
(Estalla en carcajadas) Claro, el resto, ¡que es mucho!. Antes de terminar de contestarte he de corregirte lo de auxiliar de dirección. Es un error, he trabajado también como Asesora de movimiento escénico, no de auxiliar, que es distinto. Tengo que decir que nunca he trabajado en un mismo espectáculo ejerciendo funciones distintas. Algo que aprendí muy pronto es que tienes que saber delegar, por ello si mi trabajo es el de actriz es de lo que me ocupo, pero si. Han sido ya unos cuantos profesionales los que han confiado en mi y he podido ejercer esos trabajos. También soy de las que piensan que los actores o actrices no deberíamos conformarnos con la interpretación (que ya es mucho) si no que cuantos más conocimientos tengamos dentro del mundo de las artes más podremos aportar a nuestro trabajo y más podremos enriquecer los personajes.

El Hombre del cuarto Oscuro ha sido el montaje por el que te hemos descubierto. ¿Qué ha supuesto esa obra para ti?
Laboralmente un escaparate, y sí es cierto que me está trayendo alguna recompensa en ese sentido. La obra tuvo mucha repercusión donde el boca a boca fue nuestro aliado. Nunca había tenido ese tipo de críticas en prensa, alguna pero siempre dentro de un equipo y que hablaba de un trabajo coral, pero no a mi nombre. Y en lo personal me dejó un poco revuelta, acostumbrada a críticas de compañeros, amigos o familiares en las obras en gira por La Mancha pasar a recibir mensajes privados por las redes sociales de personas anónimas para felicitarte por tu trabajo… Un poco aturdida si, Paco Rodríguez Orozco me escribió este personaje y siempre se lo agradeceré; fue un trabajo duro que se equilibró con tan buena acogida.

Tu carrera teatral comienza con los Cuentos del Decamerón de Bocaccio. Que osada…
(Risas) A ver, comenzar comencé con 13 añitos, pero sí que pienso que mi currículum profesional empieza con Decamerón. Creo que no fui consciente de los textos y de lo que contaba hasta que no estuve en el escenario; todavía no había estudiado la carrera y a mi todo me parecía muy divertido y ese era el fin, siempre divertirme entonces, ya que estás dentro pues para adelante. Además era una coproducción Caribe-La Mancha y estaba rodada de actores/actrices cubanos y manchego; íbamos al Festival de Almagro del 99 y claro, cuando vi las caras de mis familiares escuchando esos textos y viendo la puesta en escena que digamos fue “picantona” (silencio…y risas) sólo en ese momento fue cuando pensé…¡ ups!

¿En qué rincón de Madrid disfrutas de tu mejor desayuno?
Pues primero en mi casa porque nadie me hace el café como yo. Lla siguiente opción es ir un lunes, que en gira son mis domingos con la bicicleta, un termo hasta arriba, bizcocho casero, buena compañía y a cualquier parque de Madrid, pero como llega la lluvia, os recomiendo un sitio que me descubrió una amiga en Huertas, se llama La Mojigata y está en la Calle Lope de Vega, es como estar en la casa de la vecina del pueblo desayunando, un gusto…

Tu hombre ideal… ¿podría residir en Lorca, en Eurípides o en Almodóvar? ¿¿Quizás un collage??
(Ríe estrepitosamente) Al lado de hombre me gusta más como adjetivo “collage” que “ideal” (vuelve a reír) Como collage abstracto, absurdo y muy onírico, y en ese collage me faltan autores como en Fernando Arrabal, Shakespeare, Jean Genet y actuales contemporáneos como Llanos Campos Martín, Irma Correa, Alfonso Zurro… como puedes ver el listón está muy alto y la cosa muy difícil.

Eres una mujer comprometida con el cambio y la lucha social. ¿Qué es lo que más te escuece del momento en el que vivimos?
Me escuece (mira al infinito)… saber que éste invierno va a ser muy frío para todas esas familias a las que han arrebatado sus casas. Me escuece que los ancianos después de toda una vida de trabajo vivan en precarias condiciones con mínimas pensiones. Me escuece que las mujeres podamos perder derechos adquiridos con mucho esfuerzo a lo largo de la historia por mujeres valientes y emprendedoras. Me escuece que la cultura se confunda con ¿¿¿OCIO???. Me escuece que la cultura no sea respetada y que no tenga el valor que se merece en este país.Me escuece saber que después de unas 2033 manifestaciones ejercidas desde que está el gobierno actual no se haya conseguido nada; ejercemos nuestro derecho a manifestarnos por la disconformidad de los cambios que se hacen para solucionar la crisis, por la pena de perder todo aquello por lo que lucharon nuestros padres y abuelos y ¿¿¿ahora qué???, ¿¿¿qué es lo que se supone que tenemos que hacer???, ¿¿¿ como???, ¿¿¿ cuando????.

¿Qué opinas de la gente que descalifica a los “pueblerinos” en una sociedad como esta en la que precisamente los provincianos son los personajes más ilustres?.
Es lo que pasa cuando la estupidez va camuflada de superficialidad. Ni caso.

Manchega, en un lugar de la Mancha… ¿como cual?
Puertollano (en la provincia de Ciudad Real), mi pueblo. Fue minero, con historia, un paseo que termina de cañas con sus buenas tapas. Pasear por El Valle de Alcudia a unos kilómetros, refrescarte en Las Lagunas de Ruidera . Y en otro lado de La Mancha, el Nacimiento del Río Mundo en la Sierra de Alcazar, Albacete y el Nacimiento del Río Cuervo junto a la Vega del Codorno, en Cuenca. Perdona, pero La Macha es mucho y muy grande. Y si no, un repaso al Quijote que lo han leído más extranjeros que españoles y es mejor que cualquier edición chunga de viaje (guiña un ojo).

Sin pensarlo, un personaje público que admires y otro que repudies.
No admiro a ningún personaje público “actual”. Si hablamos de la historia, a muchos, casi siempre mujeres. Sólo admiro a personajes anónimos currantes y luchadores que no tienen repercusión en medios, casi siempre familiares y amigos. Repudiar, mucho… a una señora, pero como actualmente se ha retirado de su cargo y ha dejado el puesto libre ya no la repudio. Y repudiar… nunca utilizaría esa palabra.

Cuando miras al futuro, ¿qué ves?
No miro al futuro, no puedo, vivo demasiado en el presente. Si lo hiciera viviría en la desesperación de lo incognito. Solo sueño… y mucho.

¿Algún proyecto profesional interesante?
Sólo te hablo de los que se pueden contar, no de los del futuro q se pueden gafar (ríe). En Noviembre me pongo en manos del Director Calos Alonso Callero, a quien admiro profundamente y con quien ya he trabajado antes. Ahora con la obra A Solas con Marilyn del dramaturgo Alfonso Zurro, que será entre Cordoba y Madrid colaborando con el espacio cordobés EL ARSENAL y donde posiblemente se haga el pre-estreno; y recientemente hemos creado OTTO ZENNER ESTUDIO con Borja Rodríguez en la dramaturgia y dirección, Rosa Alfageme Denis en la producción y Paloma Bravo en el vestuario y la escenografía. Estamos con el proyecto de presentación que será Metamorfosis de Kafka. Estoy muy ilusionada, es el mismo equipo de trabajo con el q hicimos Príncipe & Mendigo con Algarabía Teatro y por el que el 28 de septiembre nos dan el premio a mejor espectáculo de Castilla La Mancha en el Teatro Fernando de Rojas de Toledo. ¡¡Yeah!!

¿Te sientes querida?
Mucho. No podría estar en pie, lucho sobre pilares muy fuertes, mi padre, mi madre y mis hermanos. Luego los amigos, que me dan empujones cuando me paro por susto o por cansancio.

Fred, quiero agradecerte de nuevo tu colaboración. Nos hemos reído mucho contigo y con el personaje que has creado con nosotros para la portada. Te deseamos una carrera llena de éxitos. Y como Manchega luchadora y comprometida quiero despedirme dedicándote unos versos de ese Campos de Castilla de Machado que, quizás, tanto te definan a ti y a tantas provincianas luchadoras como tú.

¡Qué importa un día! Está el ayer alerto

Al mañana, mañana al infinito,

hombres de España, ni el pasado ha muerto,

no está el mañana ni el ayer- escrito.

 

Puedes visitar a Fredeswinda pinchando AQUÍ

 

Zäpp Amezcua

Foto: Alejandro Bicuña