Warning: Illegal string offset 'instance' in /home/s1002b2c/public_html/wp-content/plugins/theme-my-login/includes/class-theme-my-login.php on line 1072

Warning: Illegal string offset 'instance' in /home/s1002b2c/public_html/wp-content/plugins/theme-my-login/includes/class-theme-my-login.php on line 1076
Indrogodependencia como pa una boda (ni paro, ni pollas) - Antonia Magazine

Indrogodependencia como pa una boda (ni paro, ni pollas)

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

El otro día me despidieron y me preguntan por ahí que si ¿“ni paro ni pollas”?

Pues sí amigos: NI PARO… NI POLLAS.

Voy por partes:

1. EN PARO, PERO SIN PARO, ojo… (Tú y yo lo sabíamos 3, 2 ó 1:Wo, wo, wo….). Era cuestión de tiempo… Las más osadas se atreven a especular con que algo debe tener servidora para este constante deambular de empresa en empresa. Pues sí, lo que una tiene podemos llamarlo AMOR PROPIO, DIGNIDAD, VALOR, …o COJONES, que es más de lo pueden decir otras. Alguna ventaja debe tener no tener ninguna boca que alimentar, no? Permitirme el “lujo” de no doblegarme ante según que irracional poder explotador, aunque sea quedándome con una mano delante y otra detrás…  Pues si! A costa de la dichosa crisis estamos retrocediendo en derechos a 50 años atrás. Malpagados, amenazados, resultando acojonados, y tragando y mucho por miedo a un despido más que improcedente. Y efectivamente vemos como un lujo decir NO a todas estas cosas: no a hacer miles de horas extras no agradecidas y no pagadas; no a renunciar a nuestra vida personal; no a las extorsiones donde tu puesto de trabajo es moneda de cambio; NO. Y los que dicen SÍ, le hacen flaco favor al resto. Entiendo que las circunstancias y necesidades de cada uno son muy particulares, pero hay mucha gente  aguanta carros y carretas no por necesidad, si no por una supuesta calidad de vida que será pan para hoy y hambre para mañana y pasará factura. Os lo digo yo.

La sociedad de consumo nos está volviendo muy egoístas, no sólo de cara a cuestiones como la procreación que ya es un clásico, sino también con nosotros mismos, y así vendemos nuestras verdaderas aspiraciones y en muchas casos nuestra alma  por un Chanel (y quien dice un Chanel dice la excursión semanal a Zara), y lo argumentamos con excusas de mierda tipo: “son pequeños caprichos” o “para eso trabajo”. Pues yo no me vendo, oiga. O sí… Yo me vendo un par de cañas con mis colegas, por un paseo en bici, incluso por un trapo vintage, que una puede ser muy austera pero lo cortés no quita lo valiente, y para eso no me hace falta un trabajo donde me pongan el culo como la bandera de Japón día sí, día también previo correspondiente ataque de ansiedad y posterior Diazepan. Así que a  esas que se atreven a especular acerca de despidos ajenos, que se lo piensen dos veces y se pregunten mejor que sería de ellas si no tuvieran detrás una familia rica, un marido con posición, y que tuvieron cómo única aspiración biencasarse, y ahora que les hagan un bombo, las retiren y comprarse un Chanel.

latrececatorce-mayo-1

Ay amigos, las bodas…esas ceremonias que a nivel laboral permiten periodos de prácticas infinitos, y sueldos irrisorios a las nacidas bajo el ala de los apellidos compuestos “y del” rancio abolengo… Al final, como hace 50 años, estas hijas de…papá, pasan de depender de sus buenas familias a hacerlo de sus bienposicionados maridos, y aunque no ganarían para mantenerse por si mismas, se mantienen en el mundo laboral (el suyo es de luz y de color) y se creen que son mujeres liberadas. Y luego cuando ya les cuelgan uno, dos o tres vástagos de las faldas de Prada, montan un marca de joyas que ni por asomo dará beneficios ni falta que hace, y hale! a dar por culo con el intrusismo laboral, ese otro viejo conocido. A ver tías, que os quitéis de en medio! Que si no necesitáis currar, no curréis y dejad a los pobres mortales que se ganen el pan con el sudor de su frente, pero con la dignidad que merecen y que os empeñáis en despojarles.

Y después de esta arenga “puño en alto” que me ha salido, pasemos al segundo punto del día:

2. NI POLLAS. Después de Coraje de beber y Alegría de Vivir, con ustedes: PEREZA DE LIGAR. 

Hablando el otro día con mis dos nuevos amiguitos (nuestros amados Homónimos: ese par de machos que son la versión masculina mía y de Raquelines, a la que ya ando poniendo los cuernos a razón de menage a trois diario, que son todo barba y sustancioso e inteligente jipsterismo), me decían que si estoy, que si no estoy, … en definitiva que cómo estoy (?!) en materia maromil, y proponían la caza mixta como deporte de fin de semana en grupo de nuestro reciente bienavenido trío. Yo, que considero la caza mixta deporte de riesgo y altamente técnico (vamos que me río yo de las rutas en bici esas que pretendéis que me haga con vosotros a no ser que sea en la fregoneta de apoyo yonkielata en mano),no tengo palabras para expresar la profunda pereza que me da semejante plan de ligoteo.

latrececatorce-mayo-2

Garitos, tíos, tías, pedos, pedas, conversaciones absurdas, peña que “despreciabas” a las 11, y que a fuerza de que se te acaba el tiempo óptimo de acoso y derribo,  y de una buena pila de gintonics empiezas a ver con otros ojos a las 3, … y todo el mundo dispuesto a vender a su madre por un polvo, no vaya a ser que se resienta la autoestima si un sábado noche dormimos solos. El bonito mundo de follar por deporte, una vuelta de tuerca más de la liberación sexual, donde no falta el día que alguien venga  a contarme historias de tríos y/u  homoheterofolleteos varios. Ufff… NOT FOR ME NOW.  Me habré quedado antigua? Y es que… Alguien sabe que pasó con… ¿LAS CITAS? Esas quedadas con un mozo casadero y a veces casado, más menos desconocido que incluían “las 3 Cs” (cena, copas, cama) y un posible lo que surja? El fin era el mismo sí, pero por lo menos tenía otra enjundia, otro misterio, otra razón de ser, infinitamente más divertido sin duda… ¡MÁS LIGOTEO VINTAGE, PLS!

Así  que echad el freno amigos, que una ha sido un pendón desorejao y no va a venir ahora nadie a tacharla de estrecha porque se tire una temporada de barbecho emocional que, por otra parte,  ya iba siendo hora… Y yo, que me estoy quitando (ooooh, ooooh, oooh) de un montón de cosas, también me tenía que quitar de esto, y como buena yonkie que soy, me está costandooo, (oooh, ooooh, oooh) la vida. Creedme. Que te  pasas toda la vida encadenando relación  tras relación, cayendo levantándote,…y poniendo a Dior por testigo que “el día menos pensado pasas de todos los tíos o te haces bollera” (como quien se hace fresador). Y de repente llega ese día (el de pasar de los tíos, no el de hacerse bolli, pero al tiempo), y vas a volver a caer en la trampa del no siempre efectivo clavo que saca a otro clavo por cierta presión social? PUES CASI QUE NO, mire usté….

Andamos enganchados perdidos a la búsqueda de el curro perfecto,  la falsa idea de éxito, la media naranja, al felices para siempre,  las cosas eternas, el futuro siempre imaginado desde el sentir presente….. Bonitas motos que nos han vendido y de las que nos toca bajarnos cuando como por arte de magia nos sorprende una bofetada de realidad y de madurez. Bendita sea, pero hostias, como duele…

latrececatorce-mayo-3

Con todo y con eso, ¡INDROGODEPENDENCIA TOTAL YA!

La 13 Catorce