La faja mental

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Hace unos meses con motivo de un evento al que iba a asistir con mi flamante último ahora ex–X del brazo (lo del brazo es un decir; creo que ya he hablado del problema del contacto físico en público que tenía este sujeto, por no hablar de lo de referirme a él como algo parecido a novio), me compré una faja para ir bien apretá, embutida en un vestido muy macarra y muuuuuy negro como fue todo en aquella relación.

Pues bien, primero os relataré la experiencia de Mi Primera Faja Chispas, y luego pasamos a los Ruegos y Preguntas:

Mayo 2012

>>……Llegué a la sección de lencería del Cortinglés, y pensé en lo perra que es la vida, en la que cuando consigues alcanzar un estatus económico y/o una pareja pseudoestable ya sólo puedes aspirar a una faja, en lugar de a un bonito y sugerente conjunto de La Perla que envuelva tu lozano cuerpo veinteañero. Anyway, las treintañeras y cuarenteñas, que no cuarentonas,  estamos aún de muy buen ver así que tenemos que explotar nuestras armas aunque ellas incluyan esta controvertida prenda. A lo que vamos…

antoniamagazine-1314-1

Las operarias de bragas/sujetadores del Cortinglés son expertas  en “adivinarte” la talla exacta del sujetador sólo con poner su mano bajo tu espantada teta . Me imagino yo que irá incluido en el training. (En serio, son muy cracks).  Me dirijo a una de ellas y evito que semejante “palabrota” -faja- no brote de mis labios, así que le doy duro al eufemismo:              

– Perdone…quería una combinación así-como-que-aprieté-un-poquito, pero vamos que no quiero una …-susurro en un casi imperceptible para el oído humano-faja.

-Claro, claro pase por aquí…

– Y además quiero que sea mona, no vaya a ser que haya que lucirla (risas), y a ser posible que no me cueste como una liposucción (después de quedarme en shock ante los precios de las “fajas” oficiales).

antoniamagazine-1314-2

Me da un par de modelos muy sepsis, muy fetish, y allá que voy pal probador… LA VIRGEN!! Menos mal que me ha advertido que eso se mete por los pies! Cuando ya estoy a punto de desfallecer y llamar a Ana (me encanta ese detalle tan de Cortinglés de decirte el nombre de la drogo-dependienta, para luego rapiñear la consabida comisión sí, pero da confianza), convencida de que yo disimulo muy bien mis carnes morenas y ha errado el tiro dándome una talla que no me corresponde, cuando aquello cede a la altura de la cadera, sube…et voila! Completely embutida…pero qué tipazo amigos! No lo digo por presumir ojo, que como os digo una co, os digo la o….pero qué maravilla! Me miro, me remiro…y empiezo a entender muchas cosas de las alfombras rojas. Salgo de allí más contenta que unas castañuelas con la misma sensación imagino, que cuando sales de la Corporación Dermoestética , pero menos dolorida y con la cartera más llena, y comento el fantástico momento con Ana, esa mujer que ha cambiado mi vida para siempre.

Vamos, que  ya me han visto a mí privarme de un chuletón, una croqueta, un helado, una palmera de chocolate, un gintonic, una cerveza con sus patatas fritas/aceitunas (bueno, la verdad es que de esto último no me privo nada). Y total pa qué?! Para perder esos 2 kilos de mierda que vas a coger al primer devaneo playero, síndrome premenstrual o estreñimiento ocasional? Si además a la que te den 2 rayos de sol contados, todo van a ser bronceadas curvas de la felicidad… No, Niet, Nein, Neeeeeh!

Eso sí, también os digo que la “combinación ajustá” aprieta como suputamadre, y que es no apta para el largo y cálido verano, por inminente peligro de desmayo. Tampoco es aconsejable para un aquí te pillo aquí te mato. Conseguirás llevártelo al huerto sí, pero tendrás que hacer la consabida frase y paradita en el baño: “Espera un momentín cari, que voy a ponerme algo más cómodo”… No por vergüenza (o la posible lipotimia)-insisto en que el trapito es bastante HOT-pero  eso no te lo quita así con prisas ni toda una patrulla del cuerpo de bomberos con sendas radiales…… Vamos, qué me río yo de muchos BONDAGES!!!

 

antoniamagazine-1314-3


Y yo me pregunto: a santo de qué ese querer embutirse al primer signo de inseguridad en una relación? No será esa faja una bonita metáfora de nuestro estado mental? Al principio todo es fláccidez y laxitud emocional, pero ay amigos, la convivencia, el día a día, las enfermedades, el paro…puede producir dudas, mareos y locura transitoria, y entonces recurrimos a…LA FAJA MENTAL, es decir a empezar a constreñir nuestros pensamientos y actos con la pérdida de autenticidad que ello conlleva a tus ojos y por supuesto a los suyos, que ellos son simples pero no gilipollas (en este caso sí lo era, la verdad). Comprensión, sí. Cierta tolerancia, pues también….Pero sumisión y borreguismo, NO!  ERROR!  ……>>

antoniamagazine-1314-4

Diciembre 2012

La faja no la llegué a estrenar a Dior gracias porque entre el calor que hacía y la noche de mierda que me dio aquel sujeto creo que hubiéramos acabado en Urgencias, bien por asfixia o bien por terminar aquello como la de Puertourraco.

Total que llega Fin de Año y con un periplo musical en ciernes mano a mano con Mi Querido, voy y me vuelvo a plantear la dichosa faja y el mismo puto vestido (!), esta vez no por ninguna inseguridad sino por puritita coquetería. 

Diálogo Bipolar Interno:

-La verdad es que resulta tentador …

– No titi, que van a ser 100.000 horas pedo y asfixiada.

-Yo que sé, el vestido mola y la Dieta del Hidrato Nocturno combinada con la del Polvorón no perdona…..

-Que no!, que no quiero yo ningún desmayo en ningún aeropuerto ni fiesta de guardar para empezar el año, coñe!”

 (Que yo no sé por qué coño no quemé todo el pack en el patio en su momento….)

Decidido tías. Un ROTUNDO NO a todo! A las FAJAS MENTALES Y NO MENTALES.

VIVAN LAS PEDRADAS Y LAS CARNES MORENAS!!!

FELIZ 2013!! (Por fin…)

La 13 Catorce

antoniamagazine-1314-5