La Maldición de La 13 Catorce vs. La Leyenda de la Indomable.

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Armada de cerveza (comprada por ÉL en tiempos más felices), aceitunas y tabaco (definitivamente elegí un mal mes  para dejar de fumar y beber), me dispongo a escribir uno de los artículos más duros al que me ha tocado enfrentarme. Ahí va. Sin paños calientes. De frente….

Si, amigos. Fue bonito (mucho) mientras duró, y por lo visto lo bueno está avenido a durar poco. Igual que hace algunos meses alardeaba de mi profundo enamoramiento, ahora me parece justo compartir con vosotros el lacerante dolor que siento, que por lo visto va más con mi persona.

0

La Maldición de La 13 Catorce.

Hay rupturas y rupturas, y me gustaría decir que la noche de autos sufrí un dolor lento y sordo, pero todo fue muy rápido, como un degollamiento, un disparo en donde mueres (y también matas), y los gritos se oían desde el 5º del edificio de Raquelines, y menos mal que ella vive en un 1º, porque tampoco vamos a tirarnos por la ventana para quedar malheridos, que ya de por sí esto duele y mucho. Demasiado. Y el teléfono no dejaba de sonar porque las malas noticias corren como la pólvora, y esto por lo visto era crónica de una muerte anunciada, una crónica a la que únicamente yo era ajena. La sensación de que te están estrujando literalmente el corazón hasta que no quede ni una gota de sangre, es física…. Un hueco frío y duro, que se resquebraja, como el agua que se mete por las grietas de una piedra y la erosiona una y otra vez, hasta que la termina por partir en dos. Y después La Nada. Caída Libre. El Vacío. “Piiiiiii….-Ha muerto”. Fundido en Negro….

1

Sufro la ruptura como una pérdida, como una muerte, y como tal paso por las fases de duelo:

-Negación: “NO me lo creo, no me lo creo….”/ Ira: “Mecagoenlaostiaputa, mecagoenlaostiaputa…”/Depresión: “Me muero, me muero. De esta no salgo…”/Negociación: “En realidad es mejor así…”/ Aceptación: “Pues nada, a otra cosa. Que se le va hacer…”

2

Todo esto intermitentemente: Día tras día. Como día a día me lamo las heridas como la loba que soy…

Cuánto puede llorar una persona? Cuánto puede estar alguien sin comer, sin beber (agua) y seguir en pie? Cuántos mocos puede expulsar un ser humano? Los únicos que se alegran de este, mi drama, son los inmigrantes subsaharianos que venden clínex en el metro que hacen su Agosto al verme llegar ,y mi psicólogo que ya se está montando sus vacaciones around the world a costa de mi bolsillo porque cito textualmente: “Voy a necesitar terapia como para una boda”. Afortunadamente tengo trabajo. Sí, Dios aprieta pero no ahoga….

Y entonces llega la rutina. Retomar TU vida, que tenías bastante abandonada, y sentir a esa persona que hace escasas horas formaba parte IMPRESCINDIBLE de tu existencia como alguien muy lejano, un extraño al que de momento toca olvidar a la par que echas insoportablemente de menos. También toca pensar en una misma.

3

Ay el Amor! La droga más dura. Yonkie Perdida estoy. También metadona como pa una boda, si vous ple…. Ganas de desaparecer, dormir hasta el infinito y despertarme cuando todo haya pasado como una pesadilla. Que esa es otra: ese momento entre la vigilia y el sueño en que  no sabes muy bien que es o no realidad…. Y te vuelves a cagarenlaostiaputa… Y vas capeando poco a poco el temporal como puedes, pero cualquier cosa, una canción, una palabra, una calle,… y otra vez en picado….

La ciudad se convierte en un campo de minas, el supermercado  y su hilo musical en una batalla campal (hoy sin ir más lejos llorando desconsoladamente con Sinatra, entre el pasillo de las infusiones y el del alcohol, paradójicamente, y a punto de pasarme al de las conservas y abrirme las venas con una lata de meji llones). Y es que en el AMOR y en la GUERRA no hay vencedores ni vencidos, pero TODOS PIERDEN.

Trabajo en un 4º y por alguna alguna jodorowskiana razón que aun desconozco hay una cuerda colgada fuera de la ventana como invitándome  a ahorcarme cuando a mi compi le da por marcarse el bolerazo “Aunque no sea conmigo” cantado por Búnbury, o suena por “error” en mi lista de Destacadas de Spotify: “Y sin embargo, te quiero” por Olga Román. Esta sin duda es MI FAVORITA. (Véanse estas desgarradas letras para entender el cuadro flamenco al que me enfrento a diario). Coplas, boleros o cualquier mierdicanción de cualquier artistucho del pop español, que el dolor y la pena no entiende de horteradas…. Sangre, sudor y lágrimas (muchas), pero también uñas y dientes para agarrarse a  La Vida. Y si me tuviera que quedar con una imagen sería el video de Back to Black de la pobre de Amy.

Si querida, como bien dijiste en I heard  Love is Blinde…El amor es ciego… Sí, pero porque va dando palos.

4

Ayer escuché en las noticias que el consumo de alcohol y tabaco ha descendido en pos de los antidepresivos. También que seguimos a la cabeza en cocaína y hachís. Definitivamente me quedo con las drogas legales, así que me ponga cuarto y mitad de cocktail molotov, por favor. Todo le viene bien al que sufre por desamor. Noticias, canciones, películas. Da igual lo que sea…Cualquier cosa es susceptible de empatizar con algún remoto recuerdo o circunstancia pasada o presente. ¿Y los domingos? Vuelta a la Agonía de Vivir. Harakiri Workshop YA!!

Puede parecer exagerado, pero quien no lo ha vivido? Quien está MUERTO.

Ahora el único consuelo que te queda (que no es poco), es pensar en todo lo que habías dejado de hacer en pos de esa adorada pareja. (Ojo, que no me arrepiento ni de un minuto de lo vivido, pero es así). Desde lo más banal como que la recuperación de tus, maltrechas a base de esmalte, uñas de los pies (ahora vuelves a llevar “uñas de soltera”), a momentos de epifanía total  en los que dejas de sentirte una mitad incompleta, para  volver a sentirte única e individual que también tiene su aquel.

5

Retomar amistades y  proyectos, comenzar nuevas rutinas,  estar bien o mal únicamente por MIS problemas, anillarME los pezones habida cuenta de que de momento no me los va a tocar nadie (aunque nunca se sabe), …VOLVER A TU VIDA, A TU CENTRO, en definitiva. YO, MI, ME,…CON-MI-GO. EGOÍSTA. HEDONISTA.

6

Y todo regado con mucha cerveza y cantidades ingentes de AMIGAS, sin las cuales todo esto estaría siendo infinitamente más largo y tormentoso, que ya es decir… Qué hubiera sido de mí sin vosotras, chicas? MIS VERDADEROS AMORES….GRACIAS.

Y todo esto en los albores de que me caigan 35 castañas. Desde luego que no era así como pensaba celebrarlo, pero qué coño! Al final sólo quedarán en el recuerdo los buenos momentos, y  el saberte con la capacidad de AMAR y de levantarte una y una  (y otra) vez, porque sólo los valientes ganan y lo que no te mata te hace más fuerte. (Gracias también a Nieves y a Nietzsche por aportar citas con luz a estos oscuros días).

Continuará… (SEGURO).

La 13 Catorce a.k.a. La Indomable.

7