A la puta calle… Y QUÉ??!!

SHAREShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

antoniamagazine-latrececatorce-alacalle-1Cuando te echan de un trabajo así por la cara, se te queda la misma cara de gilipollas que cuando tu novio se va a por tabaco y no vuelve… Las explicaciones brillan por su ausencia y eso es lo que más jode; y te quedas como diría Chus LAmpreave en La flor de mi secreto: “como vaca sin cencerro”.

Hace algo más de 15 días me pusieron en la PUTA CALLE. SÍ así, como suena: DURO. Llegas después de una semana de vacaciones, que lo que tú no sabes es que va a ser la primera de muchas, y a eso de un cuarto de hora de que acabe tu jornada laboral, te llama un señor que sólo aparece por ahí con la guadaña cuando va a rodar alguna cabeza y te dice aquello tan bonito de “mañana no vengas”.

Al principio la costernación es tal que en un momento dado le dices al amable (porque una cosa no quita la otra) señor:

-“¿En serio?”.(como si ahora te fuera a decir: que nooo, moniiiinaaaa, que era para subirte el sueeeeldoooo).
– En serio-dice él.

Y mientras le ves mover los labios en un delirante “bla-bla-bla”, en tu cabeza resuena un incesante: “y ahora que coño hago yo; y con la que está cayendo; emigro a NY a buscarme la vida; verás mis padres…¡qué disgusto navideño!”….

antoniamagazine-latrececatorce-alacalle-2Vuelves a la realidad y como parece ser que este buen hombre esta hablando de pasta y es lo único que va compensar este momentazo que te está tocando vivir, decides pararle:

– ¿Disculpe, le importa volver a empezar? Es que le estoy oyendo hablar, pero no me estoy enterando de nada. -O lo que es lo mismo “yo sé que tu hablas Paca, pero no te entiendo ná” que dirían Martes y 13.-Entiéndame, estoy algo atónita…

antoniamagazine-latrececatorce-alacalle-3Total, que con el cheque la cosa va sonando mejor, pero el trago de subir al sitio donde tu culo ha estado pasando 8 horitas diarias de nada durante 2 años a ver el careto a tus compis y jefas, unas más de estupor que otras (obviamnete), eso…eso no hay dinero que lo pague.  Como nadie dice nada (el mutis por el foro funciona divinamnete en estos casos), tu cabeza va por libre y vuelven las voces: “pero, por qué, por qué, por qué, por qué, por qué, por qué, por qué, POR QUÉ??!!” Y cuando te quieres dar cuenta lo estás diciendo en voz alta. El mutismo inicial da paso a: “la vida es así…”; “son cosas que pasan…”; “esto le está ocurriendo a un montón de gente en este mismo momento…”. JA!!! Como si yo fuera uno de esos tontos que se conforman con el mal de muchos…. No, señoras mías. Que esta morena no ha tenido un pelo de tonta en su vida!

Y como cuando ese novio te abandona sin mediar palabra, la pena y el dolor va dando paso a un fabuloso cabreo que es lo que va a hacer que saques fuerzas de flaqueza para superar este trance. De repente, dejas de preguntarte POR QUÉ y se hace el silencio , toda la imagen se congela, miras atrás por última vez para coger carrerilla y….A TOMAR POR CULO!!

-A ver, Tú y Tú -a tus consternados compañeros/amigos- a recoger todo el ajuar curril y a tomar unas cañas que necesito simpósium y terapia como pa una boda, pero fuera de aquí. A los demás de cuerpo presente “ha sido un placer blablabla”. Se te caen 2 lagrimones mientras apagas el ordenador mientras apagas el ordenador y das un último vistazo a ese fantástico paisaje que ya sólo verás cuando vayas de visita y otro culito se siente en lo que ha sido tu hogar durante dos años y pico y dices: “Bye, Bye….”. (Afortunadamente mi ex-sitio lo ocupa ya el estupendo culo de mi ya otra-vez ex-compañera y por-siempre-jamás-amiga, Irene).

Y nos vamos a tomar unas cañas; y lloras y ríes; y aunque aún no te lo terminas de creer, puesto que parece que en cualquier momento te vas a despertar de un mal sueño, se empieza a abrir un mundo infinito de posibilidades, y para cuando te despides de tu ya otra-vez-ex-compañero y por-siempre-jamas-amigo Miguel en la misma esquina que os ha visto deambular tantos medios días que disfrutastéis como si fuera el último (otros dos lagrimones), ya tienes como mínimo 4 o 5 planes que no suenan nada mal.

Arde el teléfono y arde Facebook: las malas noticias vuelan, pero las buenas las hago correr yo “que no se ha muerto nadie, coño!”. DON´T PANIC!

Al fin y al cabo, como dijo Tyler Durden: “Tenemos trabajos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos”– y lo dice una persona adicta a la compra compulsiva de calzado y trapos varios. Pero es cierto. La sociedad de consumo en la que nos hayamos todos (sí, sí TO-DOS), hace que nuestros valores se devalúen sutilmente día a día y cuando te quieres dar cuenta llevas aguantando 10 años en un curro si no de mierda, que te llena más bien poco y cada día miras por la ventana más bonita o más fea según, y piensas: “yo de mayor quería ser astronauta…”, mientras tu armario vomita Laboutines. YO PASO. Y más ahora que tengo que cambiar los tacones por las pantuflas. (Qué ironía…Un armario lleno de zapatos pagados por los mismos que hacen que ahora tenga que estar todo el día en zapatillas de andar por casa). Y qué?! Es el momento de reinventarse. “Tiembla Madonna”- me dijo un amigo el otro día…

antoniamagazine-latrececatorce-alacalle-4

De momento yo en mi proceso de reinvención le he pedido a los Reyes Majos (sí, sí MA-JOS), unas New Balance de las clásicas, sin estridencias ni moderneces porque es el momento de coger el toro por los cuernos pero sin pedradas ni desvaríos; porque vienen tiempos de corretear por las calles de estas y otras ciudades; de tener que patear mucho buscando nuevos proyectos y sacando adelante los viejos que ya estaban cogiendo polvo en el baúl de los recuerdos. Tiempos duros sí, pero QUIÉN DIJO MIEDO?? The Time is Now!: Cuando ya pensabas que tu vida estaba asentada con tu nómina, tu hipoteca y tu absurda lista de cosas que adquirir a corto-medio plazo: las botas Nº 1.423.527, una gabardina de Burberry, un Chanel, una Vespa,….llega Papa Noel disfrazado de Drector de R.R.H.H. y, sin que se lo hayas pedido porque estas cosas molan más en plan sorpresa, te trae un saco de segundas oportunidades en forma de regalos para que los vayas abriendo poquito a poco durante el año que acaba de empezar.

antoniamagazine-latrececatorce-alacalle-5

El saco viene con un cheque al portador y un mensaje:

“BIENVENIDA AL PRIMER DÍA DEL RESTO DE TU VIDA”.

La Trece Catorce. Parada Nº: 5.013.014

antoniamagazine-latrececatorce-alacalle-6Nota: Dice la sabidurá popular que en el trabajo no deben hacerse amigos, sólo buenos compañeros. MENTIRA! El trabajo es trabajo y por eso pagan por ello, pero lo único que vas a sacar de tu, casi siempre apestosa vida laboral, es la cotización a las GRANDES AMISTADES.

Dedicado al equipo de diseño de …. que ha sido mi familia durante estos 2 años: a Vane, a La Cabrera,  a LA Fonde, a Tere, a Barbie, a Marcela,…a TODOS!!!…y muy especialmente a Irene y a Miguel.

Ah! Y a los otros 5 millones y pico: ¡SUERTE!